Encuentran algunos cadáveres tras sismo

SANTIAGO DE CHILE (AP).– Patrullas de rescate encontraron ayer, domingo, los cuerpos de tres de las 10 personas que estaban desaparecidas tras el violento sismo que el día anterior sacudió una zona del sur del país donde cientos de temblores desde enero anticipan la formación de un volcán submarino.

La oficina de Emergencia del gobierno dijo que los cuerpos hallados corresponden al matrimonio de Ernesto Contreras, de 65 años, su esposa, Elsa Poblete, de 54, y el nieto de ambos, Genaro Linay.

Los cuerpos fueron encontrados en una playa del Fiordo Aysén, a unos 2.050 kilómetros al sur de Santiago, epicentro del sismo del sábado, que tuvo una magnitud de 6,2 grados, y donde los expertos creen que está surgiendo el volcán.  Las 10 personas fueron arrastradas a las aguas por olas de hasta 8 metros producidas por deslizamientos de tierra al fiordo desde los cerros vecinos.

Mientras, la presidenta Michelle Bachelet llegó a la zona a informarse en terreno y fue recibida con una protesta de residentes por lo que consideran falta de preocupación gubernamental por su situación.

A la llegada de Bachelet, decenas de personas recorrían la calles de la ciudad de Puerto Aysén, cercana al fiordo, luciendo banderas negras en sus vehículos y haciendo sonar sus bocinas en protesta.

Uno de los líderes de la protesta era el alcalde de Puerto Aysén, Oscar Catalán, quien fue detenido durante algunos minutos. Pero la policía indicó que la detención se debió a que el edil en un momento condujo su automóvil contra el sentido del tránsito.

Varios manifestantes dijeron que el gobierno no se ha preocupado debidamente de la región afectada por una ola sísmica desde el 22 de enero.  Tras recorrer la zona y conversar con funcionarios y residentes, Bachelet anunció el inmediato refuerzo de los servicios de salud en la zona, con más médicos, ambulancias y equipos.

También se proveerá de inmediato un generador eléctrico y se instalará un helicóptero de manera permanente para ser usado en labores de emergencia.

Agregó que el lunes llegará el ministro de Obras Públicas, Eduardo Bitrán junto a un equipo de ingenieros para revisar un puente del sector que podría estar dañado, y asegurarse que permanezca operable.

Pero, advirtió la presidenta, “hay que estar preparados” porque pueden ocurrir nuevos sismos.

Aunque fue el más fuerte y prolongado de los sismos que han afectado a la zona, los daños materiales fueron escasos, especialmente grietas en calles o carreteras, dijo la Oficina de Emergencia.

El temblor se sintió a las 13.53 del sábado y muchas personas salieron a las calles en pánico en Puerto Aysén y Puerto Chacabuco, las dos ciudades más cercanas al fiordo, con una población combinada de unas 35.000 personas.

El corresponsal de la red de televisión Chilevisión en la zona, Orlando Adriazola, se encontraba en la playa del fiordo por la instalación de una nueva antena para su estación, y dijo que vio como un hombre y su hija eran arrastrados a las aguas por una gran ola.

La televisión mostró las enormes olas, algunas de las cuales arrancaban árboles de raíz desde la tierra y los arrastraban por largo metros.

El alcalde de Puerto Aysén, Oscar Catalán, estaba también llegando al lugar con equipos de radio para las personas que viven allí, y dijo que pudo ver a seis personas que eran también llevados por el agua.

El domingo por la mañana, mientras tanto, un sismo de magnitud 5,5 se sintió a las 06.22 en la zona central del país, con epicentro en un punto despoblado a 180 kilómetros al noroeste de Santiago. No causó daños ni víctimas y fue seguido pocas horas después por una réplica menor. En los algunos sectores poblados apenas fue sentido.

Los expertos enviados por el gobierno a investigar la ola sísmica del sur han determinado que ella es causada por la formación de un volcán submarino que surgirá en algún momento.

Uno de ellos, Juan Cayupi, dijo a la Associated Press que se trata de una “fuerza magma que presiona hacia arriba, fracturando la roca” bajo las aguas del fiordo.

Según Cayupi y otros expertos, el volcán será probablemente pequeño y no producirá una erupción considerable.