Encuentran cuerpos de otros tres jóvenes pactaron suicidio

Tokio.- La policía de la provincia de Gunma, al noroeste de Tokio, informó hoy del hallazgo de los cadáveres de tres jóvenes que, según todos los indicios, se suicidaron dentro de un automóvil inhalando el monóxido de carbono desprendido por unos braseros portátiles.

Este es el segundo caso de suicido colectivo y, según la policía, posiblemente pactado por internet, en 24 horas, después de que ayer la policía de Tokio encontrara a cuatro personas muertas en un apartamento de la capital, que también quitaron la vida respirando los gases de varios braseros tras sellar la habitación que ocupaban.

El encargado de prensa de la comisaría de Nomata, en la provincia de Gunma, confirmó hoy a EFE el hallazgo ayer domingo de los cadáveres de un joven universitario de Tokio de 24 años y de dos mujeres, una de 23 años procedente de Niigata, noroeste del país, y otra de 29 años, también oriunda de la capital japonesa.

Según las primeras investigaciones, los jóvenes murieron en la noche del sábado al inhalar dentro del automóvil el monóxido de carbono producido por la combustión de dos hornillos portátiles.

Dentro del vehículo, los agentes encontraron una nota en la que los muchachos confirmaban su intención de suicidarse y lamentaban “las molestias” que su acto pudiera ocasionar.

El vehículo fue hallado en una zona boscosa cercana al pueblo de Minakami, de Gunma.