Encuentro Económico
La falta de circulante impide al comercio aprovechar ofertas de financiamiento

http://hoy.com.do/image/article/475/460x390/0/E25DCDC0-31FF-458F-8CAD-606D74D631C4.jpeg

El comercio no está aprovechando de manera significativa las ofertas de crédito de los suplidores y la banca comercial a causa de la baja demanda, provocada por una disminución considerable del  poder adquisitivo de los consumidores.

Así lo expresaron los directivos de la Federación Dominicana de Comerciantes y Empresarios de la República Dominicana (Fenacerd), Ricardo Rosario, presidente; Manuel Ortiz, primer vicepresidente;  Antonio Cruz Roja, asesor y director de Asuntos Internacionales, y José Segura, asesor fiscal, quienes  participaron  en el Encuentro Económico de Hoy.

El presidente de Fenacerd dijo  que los industriales e importadores han tenido que volver a recurrir a otorgar crédito a los comerciantes en condiciones más flexibles, debido a la recesión económica. Sin embargo, por la falta de circulante (dinero) esas facilidades en el financiamiento no están siendo utilizadas, pues “no vale la pena surtir de mercancías los negocios, si luego éstas no se venden”.

Citó entre las facilidades que dan los suplidores los plazos de 15 días para pagar las facturas y apartar los pedidos con cheques, entre otras.

“Parte de estas ofertas de crédito no están siendo aprovechadas porque no hay demanda, lo mismo pasa con los financiamientos de la banca, de la que a cada momento nos   llaman para ofrecernos préstamos, y uno se pregunta para qué me voy a endeudar, si voy a pagar tasas de interés y, al final, a quién le voy a vender”, subrayó Rosario.

De su lado, Cruz Rojas consideró que las medidas tomadas por las autoridades monetarias para flexibilizar el acceso al crédito  no han podido ser conjugadas con un sistema que provoque un mayor flujo de circulante en la economía, de modo que el consumidor pueda motivar a los sectores productivos y comercial a tomar prestado para ampliar la oferta.

“Por ejemplo, yo tengo una empresa pero yo no tengo capacidad de ampliarla, porque los consumidores no tienen poder adquisitivo. Entonces, tengo que seguir con lo que tengo, porque para qué voy a tomar prestado si no tengo con qué pagar”.

El dirigente comercial enfatizó  que no importan las  tantas facilidades  otorgadas para adquirir financiamiento, si simplemente los consumidores no tienen poder adquisitivo.

Definió como difícil la situación del sector comercial en este año, debido al cierre de cientos de negocios, y a que muchos comerciantes cerrarán el 2009 endeudados.

Además lamentó la ola de delincuencia que afecta al país y, por ende, al sector comercio.

Doble

El presidente de la Fenacerd confió en que las actividades comerciales empezarán a dinamizarse a partir de esta semana, por la entrega del sueldo número 13 a los empleados públicos y privados.

Dijo que en las tiendas, supermecados, ferreterías y el comercio en general hay  bastantes ofertas atractivas con motivo de las navidades. Exhortó a los comerciantes a mantenerlas durante todo este  mes, de manera que beneficie a los consumidores, quienes han visto disminuidos sus ingresos, debido a la crisis económica.

Sugieren bajar  impuesto a las  Pymes

La Fenacerd propone que se le otorgue  una tasa preferencial de un 10% en el impuesto sobre la renta  a las pequeñas y medianas empresas del país.

Dijo que a pesar de que existe el sistema simplificado de impuestos de la DGII es necesario que el Estado ayude más en el desarrollo y desenvolvimiento de las pequeñas empresas.

José Segura, asesor fiscal de la Fenacerd,  destacó que hay varias formas de clasificar las empresas para que pudieran optar por esta tasa, un ejemplo es la ley de Pro Industria, que ya clasifica a las empresas por número de empleados y capital.

Señaló que sin embargo en contradicción con eso lo que está planteando el acuerdo del Fondo Monetario Internacional (FMI), es que se revise todas las excepciones fiscales con el fin de eliminar algunas que ellos entienden que se contradicen con las legislaciones. Dijo que todos estos controles y presión sobre los pequeños comercios hacen que estos prefieran transparentar menos sus operaciones.

Expresó que la carga tributaria está mal distribuida porque muchos negocios pagan y otros no.