Endometriosis y alternativas naturales

http://hoy.com.do/image/article/32/460x390/0/74815125-5591-4390-9DA8-19C0D9630786.jpeg

POR LA DOCTORA SILVIA JIMÉNEZ
-Estimada Dra Jiménez:  He padecido de endometriosis por varios años, con problemas de infertilidad y los tratamientos que mi médico me ha indicado no me han dado resultados. ¿Hay algo en la medicina natural que me pueda ayudar, aunque sea en aplacar los síntomas? Tengo muchísimo dolor con mi período menstrual. Ana Cecilia

-Estimada Ana Cecilia:

El endometrio es el tejido de recubrimiento interno del útero, que prolifera o crece cada mes, por efecto de los estrógenos, preparando al útero para un posible embarazo. Es el tejido en donde ocurrirá la implantación del óvulo fertilizado. Si no hay embarazo, al final del ciclo menstrual el endometrio se descama y se produce la menstruación.

En la endometriosis, el tejido endometrial puede implantarse erráticamente en zonas fuera de la cavidad uterina, como por ejemplo en las trompas de Falopio, el fondo del saco de la vagina (fondo de la vagina), en la pared situada entre la vagina y el recto, los ovarios, los ligamentos que sostienen el útero en la pelvis, la vejiga y la cavidad pélvica. 

Las causas de la endometriosis no se conocen. Algunos investigadores han indicado que durante la menstruación, el tejido endometrial, en lugar de salir normalmente por la vagina, puede “migrar” hacia arriba, por las trompas de falopio y hacia la cavidad uterina e implantarse en diferentes zonas.

En la endometriosis, con cada ciclo menstrual, las zonas de endometriosis responden al efecto hormonal, de igual manera que el tejido endometrial uterino, de manera que puede haber sangrado y como consecuencia un proceso inflamatorio muy importante, que llevará a zonas de cicatrización y adherencias (sobre todo en las trompas de Falopio), típico de los problemas de infertilidad que presentan las mujeres que padecen la enfermedad. En los estados avanzados de la endometriosis, la cicatrización puede bloquear los ovarios o las trompas de Falopio, produciendo infertilidad.

Dependiendo de la localización de las lesiones, así serán los síntomas. Por ejemplo, en mujeres con endometriosis en la vejiga, pueden tener dolor al orinar, o si está localzado en la pared del recto, dolor con los movimientos intestinales, o dolor con las relaciones sexuales. La extensión de las lesiones no está relacionada con la presencia de dolor. Algunas mujeres pueden tener lesiones muy pequeñas, que producen gran dolor, y otras con grandes lesiones, no se quejan de dolor.  Entre el 30 a 40% de las mujeres enfermas pueden tener problemas de infertilidad. Cerca del 30% de las mujeres no presentan ningún síntoma además de la infertilidad.

La endometriosis puede dar síntomas variados y ser confundida con diferentes enfermedades como adherencias pélvicas (después de una cirugía), dismenorrea (dolor menstrual de otras causas), síndrome de intestino irritable y colitis. La diarrea o sangrado rectal y sensación de “llenura” en el recto durante la menstruación, son síntomas frecuentes.

El diagnóstico de la enfermedad se realiza por medio de la historia clínica y examen físico de la paciente. Sin embargo, sin una laparoscopía (que permite explorar dentro de la cavidad abdominal), es difícil un diagnóstico certero.

En la medicina tradicional, el tratamiento más comúnmente indicado para aliviar los síntomas de la enfermedad es el tratamiento hormonal. Con diferentes preparados hormonales dependiendo de cada caso en particular. Y en la mujer que desea un embarazo, pueden combinarse estos tratamientos con inseminación artificial.

El doctor Andrew Weill (pionero en tratamientos de medicina natural) recomienda lo siguiente para el alivio de los síntomas, reducción de la inflamación y disminución de los niveles de estrógenos (www.drweil.com):

“Elimine aceites vegetales poli-insaturados (maíz, girasol) y fuentes de ácidos grasos trans como la margarina o aceites parcialmente oxigenados. Agregue a su dieta ácidos grasos esenciales (omega 3), presentes en el salmón, macarela, atún y semillas de lino (flax seed). Evite carnes de animales que fueron alimentados con hormonas (roja o blanca) o productos lácteos que también pueden contener hormonas.

Aumente en su dieta los productos de soya, como el tofu, tempeh y la leche de soya, que tienen formas naturales de estrógenos y pueden bloquear las formas “dañinas” de estrógenos en el cuerpo. Limite la cantidad de bebidas alcohólicas, que pueden aumentar la producción de estrógenos. Aumente la cantidad de fibra en su dieta, que ayuda a la eliminación de estrógenos del cuerpo”.

El ejercicio regular es muy importante porque puede ayudar a disminuir los niveles de estrógeno.

Para más información: Visítenos en: www.solomujeres.com