Enemigo número uno MP por cúmulo de expedientes

Enemigo número uno MP por cúmulo de expedientes

Procuraduría General de la Republica.

La cantidad de procesos que tiene en curso; la incesante llegada de denuncia, querellas y reclamos; y el celo interno en el manejo de los expedientes de corrupción para que no se filtre nada, atentan contra el tiempo del Ministerio Público que apena el 4 de mayo en curso, justo cuando se vencía el plazo para ello, hizo el depósito de la acusación formal de los casos Coral y Coral 5G.

A los expedientes de corrupción que maneja junto a Wilson Camacho titular de la Pepca, la directora de Persecución Yeni Berenice Reynoso ahora tiene bajo su responsabilidad, además, la investigación de los casos de los ciudadanos muertos tras ser arrestados por la Policía, lo que de seguro la obliga a delegar tareas.

Aunque en el frente de batalla solo se ve a ella, a Camacho y a Mirna Ortiz, en la retaguardia está el procurador adjunto Rodolfo Espiñeira, con otros expedientes no menos importantes que los que maneja el trío dinámico, que marchan “a paso de Hicotea”.

En manos de Espiñeira quien es el primer sustituto de la procuradora general Miriam Germán Brito están los casos Odebrecht 2.0; la investigación de la supuesta falsedad del informe presentado por las autoridades dominicanas con relación al incidente en que el expelotero de grandes Ligas David Ortiz resulto herido de bala en un centro de diversión en el país; y el de Rafael Canó, el asistente del exprocurador general Jean Alain Rodríguez, quien se encuentra en España prófugo de la justicia dominicana.

Puede leer: Mirna Ortiz asegura auditorías son piezas claves en caso Coral y otros

Se recuerda que Odebrech 2.0 fue abierto para supuestamente recabar pruebas en Brasil y poder reabrir los expedientes de varios imputados cuyo archivo ordenó Jean Alain.

El MP procura además obligar a la Constructora brasileña a honrar su compromiso de pagar al Estado dominicano una indemnización ascendente a US$184 millones, equivalentes al duplo de los UD$92 millones que admitió haber pagado a funcionarios y legisladores a cambio de que se le adjudicaran 17 obras de infraestructura que ejecutó aquí.

De la suma a pagar acordada Odebrecht solo llegó a desembolsar US$60 en tres cuotas antes de declararse en quiebra.

Hasta ahora ningún funcionario del MP se ha trasladado a Brasil en esas pesquisas. Espiñeira ha sostenido tres reuniones vía Zoom con las autoridades de allí, y están a la espera de un fallo de un recurso que sometieron ante el tribunal Supremo de Brasil.

Del caso David Ortiz solo se sabe que tuvo un primer contacto con los representantes del expelotero. Sobre la extradición del Canó el MP espera respuesta de las autoridades de Estaña.

Publicaciones Relacionadas