Enfermedad periodontal y la salud sistémica

2C_¡Vivir!_18_2ok,p01

La relación entre la enfermedad periodontal y la salud sistémica es un camino de dos vías, con factores sistémicos del huésped que actúan de manera local para reducir la resistencia a la destrucción periodontal y la agresión bacteriana local que genera efectos dispersos con el potencial de inducir resultados sistémicos adversos.
Se considera que muchas enfermedades y trastornos sistémicos son indicadores o factores de riesgo en la enfermedad periodontal.
Trastornos endocrinos y cambios hormonales. Las enfermedades endocrinas como la diabetes y las fluctuaciones hormonales que se relacionan con la pubertad y el embarazo son ejemplos bien conocidos de padecimientos sistémicos que afectan de forma adversa la condición del periodonto. Las alteraciones endocrinas y las fluctuaciones hormonales modifican la respuesta del tejido periodontal, lo que favorece la acumulación de placa y el progreso de la enfermedad.
Diabetes mellitus. Es una enfermedad muy importante desde el punto de vista periodontal. Los pacientes diabéticos no pueden responder completamente bien a las infecciones, por lo que están en mayor riego de padecimiento periodontal.
Los pacientes periodontales parecen dificultar la capacidad de los niveles de glucosa, razón por la que la buena higiene bucal y la detección temprana de la enfermedad de la encía son esenciales para los pacientes diabéticos.
Las infecciones alteran el estado metabólico endocrino del huésped dificultando el control de sus niveles de azúcar en sangre.