Enfermedades cardiovascuales serán la pesadilla de los latinoamericanos

http://hoy.com.do/image/article/107/460x390/0/A4989D42-F458-462B-811D-12245ABDD02E.jpeg

Por ALTAGRACIA ORTIZ G.MEZ
Durante los próximos 15 años se producirá una mortalidad de un 80 por ciento de la población latinoamericana a causa de enfermedades cardiovasculares, afirmó el cardiólogo hemodinamista Abel Pavia, quien visitó el país recientemente, procedente de México. Asimismo, advirtió que es tan alto el costo para el tratamiento de las enfermedades cardiovasculares, que puede poner en quiebra cualquier sistema de salud, por lo que recomendó al Estado una “estrategia de prevención”.

El incremento de la tasa de mortalidad obedece a que no hay estrategias de prevención cardiovascular, lo que contrasta con las cifras de los países desarrollados, los cuales tendrían sólo una mortalidad cercana a un 20 por ciento, sostuvo el especialista.

“Esto quiere decir, que nuestra población es de muy alto riesgo para las enfermedades cardiovasculares, por lo que se hace necesario establecer estrategias con tratamientos que puedan bajar los altos índices de mortalidad”, sostuvo el doctor Pavia.

Aseguró que los hábitos de vida y alimenticios de las poblaciones latinoamericanas no son saludables, pues el sedentarismo, la rapidez al comer y la falta de ejercicios, están haciendo estragos en la salud de la gente.

“El sobrepeso, la grasa y los carbohidratos están dañando la salud de la gente de nuestros pueblos, por lo que debe lanzarse rápidamente una correcta estrategia de prevención que baje las altas cifras de mortalidad que nos amenazan”. consideró Pavia, quien está en el país dictando una conferencia sobre un nuevo fármaco.

HABLA DE NUEVO FARMACO

Indicó que en el mercado internacional existe ahora un nuevo fármaco, que es líder en la prevención de enfermedades cardiovasculares.

Se trata de una combinación de Amlodipina, que es un antihipertensivo y otra molecular que se usó para la prevención del colesterol y cuyo nombre es Atorvastatina. Esos son los componentes básicos. En el mercado el medicamento tiene el nombre de Caduet.

El fármaco de la industria Pfizer se usa cuando la presión alta se encuentra asociada a otros factores de riesgo cardiovascular como la diabetes, el síndrome metabólico, la fuma, la obesidad y el colesterol .

Es que en esos casos existe una mayor probabilidad de desarrollar padecimientos cardíacos como los temidos infartos y derrames, que son la principal causa de muerte en el mundo.

De acuerdo con una publicación de la revista especializada “Circulación”, en el 63% de los casos la primera manifestación de enfermedad en las arterias del corazón es el infarto o en el peor de los casos la muerte súbita.

Por tal motivo, es cada vez más necesario tener alternativas que ofrezcan  al paciente un manejo integral que le permita controlar todos los factores que lo ponen en riesgo de sufrir un infarto o un derrame.

Caduet, a juicio de Pavia, es una alternativa que controla dos de los más importantes factores de riesgo cardiovascular (presión alta y colesterol elevado).

Recomendó a sus colegas que junto a la dieta y el ejercicio, deben dar el tratamiento farmacológico, “lo que implica un nuevo paradigma.”

“Lo que se hacía era recomendar dieta y ejercicio sin tratamiento, mas hoy día lo que se recomienda es que además de esos ejercicios se inicie de inmediato el tratamiento”, precisó.

En países desarrollados las enfermedades cardiovasculares son responsables del 50 por ciento de la mortalidad en adultos, pero la diferencia es que esos países tienen programas para comenzar a reducirla.

Un estudio realizado en Estados Unidos estableció claramente que existe una estrecha relación entre el tabaco, el colesterol y la hipertensión arterial con el infarto cardíaco.

Esa investigación generó un nuevo concepto llamado la paradoja hispana, lo que se refiere al cambio del médico en el comportamiento de riesgo en la población latinoamericana que vive en Estados Unidos.

“Antes se pensaba que la población latina tenía menos riesgo que la japonesa que vive en Estados Unidos, pero se demostró que es la latina la que más alto riesgo tiene”, aseguró Pavia.

Las poblaciones de más alto riesgo en enfermedades cardiovasculares en los Estados Unidos son la puertorriqueña y la mexicana. Se muere más el hispano que el sajón, en Estados Unidos. Consideró que es importante que se tenga claro que los latinos tiene un componente genético que lo diferencia de cualquier otra población del mundo.

Indicó que cuando una persona se hace diabética, la posibilidad de un infarto es doble que el de cualquier otra gente. Eso incrementa también los niveles de colesterol y todo tiene que ver con problemas genéticos y culturales.

Expresó que cada día la gente vive más, pero también cada vez se registra una mayor cantidad de muertes prematuras en una población más joven, lo que resulta paradójico.