Enfermeras extienden a 48 horas paro servicio hospitales

La Unión Nacional de Servicios de Enfermería Dominicana (Unased) y la Unión Nacional de Servicios de Enfermería (Unased-CASC)  extendieron  a 48 horas el paro de servicios  que comenzó ayer  en los hospitales públicos para presionar por un reajuste salarial de 100%.

Argumentaron que la ampliación del paro  es debido a la indeferencia  de   la Secretaría de Salud Pública ante su  reclamo, pues no pueden seguir viviendo con 7 y 8 mil pesos al mes frente a una canasta familiar de 19 mil pesos.

También demandan que se les paguen  incentivos por antigüedad y servicios.

El paro comenzó ayer  desde las seis de la  mañana hasta hoy   viernes,  pero fue extendido hasta mañana sábado a las seis de la mañana. Minerva Magdaleno, presidenta de la Unased, y Dominga Colón, secretaria general  de  Unased-CASC, precisaron que también  exigen la reposición de  las  enfermeras  canceladas, pago de incentivos por cambio de estatus  y la remodelación y equipamiento de los hospitales, y el nombramiento de 1,200 enfermeras.    

Dijeron que durante la protesta sólo mantienen  los servicios de emergencias y a pacientes de cuidado.

Magdaleno y Colón dijeron que han llegado  a esta situación porque el secretario de Salud Pública,  Bautista Rojas Gómez, al parecer está negado  al diálogo.

“Nosotras estamos conscientes del sufrimiento de las personas que acuden a los hospitales en busca de servicios médicos y de salud, eso lo sentimos en carne propia p orque somos enfermeras y también hemos sido pacientes”, dijo.

Recordó que  eso también debería  pensarlo  el secretario,  porque la responsabilidad recae sobre él.

El proceso

1-Durante el mes de octubre las enfermeras paralizaron sus labores en hospitales de las regiones Norte, Noroeste, Nordeste,  el Distrito Nacional y la provincia Santo Domingo, actividades apoyadas en más de un 90 % por las protestantes.

2- Las enfermeras están organizadas en diferentes gremios y cada uno de esos gremios está vinculado a líneas políticas. El país tiene un déficit de enfermeras.