Enfermeras objetan cambio de uniformes

POR ALTAGRACIA ORTIZ
Las autoridades de Salud Pública pretenden cambiar el estilo de los uniformes de las enfermeras, pero las profesionales de la salud expresaron ayer su rechazo a la medida, tras señalar que se deben tomar en cuenta sus posibilidades económicas.

La presidenta de la Unión Nacional de Servicios de Enfermería (UNASED) deploró ayer la medida, tras insistir en que las enfermeras pasan en estos momentos por una difícil situación económica.

Minerva Magdaleno señaló que la medida obvia acuerdos que habían sido firmados previamente con la secretaría de Salud Pública. La cartera sanitaria es la responsable de dotar a las enfermeras de sus respectivos uniforme, precisó Magdaleno.

“Creemos que esta es una medida impositiva, totalmente innecesaria e injustificada”, señaló la dirigente gremial.

A su juicio, todas las medidas restrictivas buscan desestabilizar el gremio, en lo que respecta a su trabajo.

Recordaron al secretario de Salud que las enfermeras están a la espera de que se les apliquen los incentivos, los cuales van a una escala de un 20 hasta un 70 por ciento.

“Teníamos entendido que los incentivos serían aplicados en el nuevo presupuesto, pero han transcurrido ya cuatro meses y no han comenzado a aplicarlos”, señaló la gremialista.

Consideró que Salud Pública en vez de invertir tiempo en cuestiones de índole estética, debe abocarse a darle solución a la situación de desabastecimiento que tienen los hospitales del sistema. Asimismo, deploró las exclusiones de afiliados que ha sufrido su seguro médico. Indicó que las exclusiones se deben a que en la cartera hay funcionarios que las usan para debilitar la Aseguradora de Riesgos de Salud (ARS) de las enfermeras y, de esa forma, hacerla desaparecer del mercado.

Magdaleno dijo que lleva meses tratando de concertar una cita con el doctor Sabino Báez, pero que no le ha sido posible, debido a la burocracia que reina en esa dependencia del Estado.