Enfrentamientos dejan 24 muertos en Irak

http://hoy.com.do/image/article/303/460x390/0/3775F4DA-32E4-4812-A2D5-281AD745B1FC.jpeg

BAGDAD (AP).– Un enfrentamiento en el centro de Bagdad dejó ayer, miércoles, 24 muertos entre militares iraquíes y presuntos insurgentes, así como 16 soldados estadounidenses heridos, informaron autoridades y testigos mientras un nuevo conflicto político amenazaba con debilitar más al gobierno.

Varios cadáveres yacían en las calles de dos vecindarios centrales de Bagdad luego de un combate intenso que causó la muerte de 20 supuestos insurgentes y cuatro soldados iraquíes.  El enfrentamiento en los barrios Fadhil y Sheik Omar, dos enclaves suníes, fue el más duro en los dos meses transcurridos desde que fue puesta en marcha una ofensiva con miles de efectivos para terminar con la violencia en la capital.

Los soldados iraquíes tendieron un cordón de seguridad en Fadhil, al tiempo que las personas se ocultaban temerosas en sus casas, dijo un testigo a The Associated Press por teléfono a condición del anonimato por razones de seguridad.

La Asociación de Eruditos Musulmanes, un grupo suní, emitió un comunicado sobre los fuertes combates del martes en Bagdad. La organización dijo según testigos los enfrentamientos estallaron luego que soldados iraquíes ingresaron a una mezquita y mataron a dos jóvenes en frente de otros fieles. Los soldados iraquíes también arrojaron gas lacrimógeno a civiles, afirmó.

“La asociación condena este crimen horrible cometido por los invasores y el gobierno’’, indicó en el comunicado.

Pero según otros testigos de Fadhil, las dos ejecuciones fueron perpetradas en un mercado de vegetales. El ejército de Irak no se ha pronunciado sobre el caso.

Las fuerzas estadounidenses dijeron que el combate empezó por un ataque a tiros contra efectivos de Estados Unidos e Irak en la mañana durante una operación rutinaria de registros. Luego participaron helicópteros artillados que fueron atacados por insurgentes con artillería, dijo el ejército estadounidense en un comunicado.

Tras el combate del miércoles, 13 de los 16 soldados estadounidenses heridos habían regresado al servicio, dijo un oficial de alto rango en declaraciones anónimas por carecer de autoridad para hablar del asunto. Al menos 20 presuntos insurgentes murieron y 30 fueron heridos, afirmó.

En el ámbito político, ministro del gabinete iraquí que son aliados del clérigo antiestadounidense Muqtada al-Sadr amenazaron el miércoles en un comunicado con renunciar al gobierno en protesta por el desinterés del primer ministro en fijar un programa para la salida de los soldados estadounidenses de Irak.

   El retiro del gobierno del mismo bloque que llevó al primer ministro Nuri al-Maliki al poder podría significar la caída de su gobierno que enfrenta ya una debilidad riesgosa.

   El comité político de al-Sadr hizo la advertencia un día después que al-Maliki rechazó un retiro inmediato de las fuerzas estadounidenses.

   También el miércoles, soldados estadounidenses allanaron la oficina de al-Sadr en Diwaniyah, una ciudad chií al sur de Bagdad, dijo un militar iraquí a condición del anonimato porque no estaba autorizado a hablar del caso.

   El ejército de Estados Unidos declinó referirse al allanamiento. El pasado fin de semana se enfrentaron en Diwaniyah efectivos estadounidenses e iraquíes con milicianos de al-Sadr.

   En Bagdad, varios testigos aseguraron que vehículos militares de Estados Unidos que estaban atascados en un congestionamiento vial la mañana del miércoles pasaron encima de al menos tres vehículos de civiles y los aplastaron. Escenas captadas por Associated Press Television News mostraron las láminas retorcidas de un taxi, una camioneta y un automóvil. Dos personas fueron lesionadas, indicaron los testigos.

   En otros hechos de violencia, una bomba mató a un policía e hirió a tres en Hillah, unos 100 kilómetros (60 millas) al sur de Bagdad, informó la policía.

   Otra bomba, también del tipo colocado al margen de caminos, estalló al paso de una patrulla de la policía en Mosul, 362 kilómetros (225 millas) al noroeste de Bagdad. La explosión mató a un policía e hirió a dos, dijo la policía. Seis civiles fueron igualmente heridos, indicó el brigadier de policía Abdul Karim Khalaf.

Caen 2 soldados EU

Bagdad (EFE).- Dos soldados estadounidenses murieron y otros tres resultaron heridos como consecuencia de la explosión de dos artefactos en sendos ataques en Bagdad, informaron ayer las fuerzas de EEUU desplegadas en Irak.

En uno de esos ataques, un soldado falleció ayer y otros dos resultaron heridos por el estallido de una bomba colocada en el arcén que detonó al paso de la patrulla en que viajaban, en el este de Bagdad, precisó un comunicado del mando militar estadounidense.

Mientras, en otra nota, el Ejército de EEUU informó de que uno de sus militares murió y otro resultó herido ayer en la explosión de una bomba junto a su vehículo.

Con estos nuevos anuncios, el número de bajas militares estadounidenses asciende a 3.280 desde marzo de 2003, cuando EEUU invadió el país para derrocar al régimen de Sadam Husein.

   Por otra parte, la Presidencia iraquí hizo público hoy, a través de un comunicado, que mantiene contactos con cinco grupos armados para negociar su renuncia a la violencia.

   Según la nota del presidente, el kurdo Yalal Talabani, estos grupos contactaron primero con las tropas británicas, después con el Gobierno del primer ministro, Nuri Al Maliki, y, finalmente, con la presidencia de la República.

   “Estamos en la etapa final de un diálogo con estos grupos armados”, aseguró Talabani, y añadió que las autoridades han mostrado su disposición a reinsertar a éstos dentro del proceso político.

   Sin embargo, Talabani no especificó cuáles son los nombres de los grupos, su afiliación religiosa, ni las áreas en las que actúan.

   Esta es la primera vez que un alto responsable iraquí revela la existencia de contactos con grupos armados.