Enseñanza en el país peca de superficial

http://hoy.com.do/image/article/329/460x390/0/E8F5A122-CC47-4AF8-AF59-E84438F5AD7A.jpeg

POR MARIEN ARISTY CAPITAN
El problema principal de los estudiantes del sistema educativo dominicano es la superficialidad de los aprendizajes que dominan, lo que se traduce en un captación parcial de los conocimientos y la carencia de habilidades intelectuales para establecer relaciones o para transferir y utilizar la información en la solución de problemas prácticos.

Este es el panorama que presenta el estudio “Medición de Logros de las Competencias Curriculares del Nivel Básico.

El informe establece que hasta las Pruebas Nacionales han revelado que el estudiantado no ha conseguido un nivel aceptable de rendimiento.

“Igualmente, no se puede hablar de dominio en cuanto a las competencias en las diferentes áreas del currículum”, dice el estudio en el que se midieron los logros de los alumnos que han aprobado el cuarto y el octavo curso de básica. Las áreas medidas fueron las de lengua española, matemáticas, ciencias naturales y ciencias sociales.

Pero esta investigación, realizada por el Instituto Nacional de Formación y Capacitación del Magisterio (INAFOCAM) en todos los sectores del sistema, establece que la situación es peor en el sector oficial.

“Es necesario que se preste atención al sector público, pues mostró niveles de logros muy bajos en las competencias de todas las áreas del currículum”, dice textualmente en la página 359.

Otras recomendaciones son seguir implementando estrategias educativas que disminuyan significativamente la sobreedad en el nivel básico y continuar sistematizando un trabajo de seguimiento por áreas curriculares. Con esto lo que se quiere lograr es que se desarrollen acciones puntuales en las regionales que alcanzaron resultados más bajos en su rendimiento: Nagua, San Cristóbal y Azua.

En otro orden, los investigadores aseguran que es necesario que los especialistas de las áreas curriculares elaboren con mayor precisión los indicadores de las competencias que debe tener cada área.

 

ESPAÑOL EN EL CUARTO GRADO

El promedio general de los logros del área de español en el cuarto grado fue de 55.5%, un rendimiento escolar que es inferior al que un alumno debe tener para ser promovido de un grado a otro. Las competencias que más bajo rendimiento tuvieron son las del nivel intelectual y de lingüística.

Al hablar de las regionales, las que alcanzaron los promedios más bajos son las de Nagua, con 18.48%; San Pedro de Macorís, con 28.01%; San Juan, con 28.17%; La Vega, con 28.79%; y Azua, con 29.47%; mientras que las de mayor rendimiento son las de Montecristi, con 50.19%; Santo Domingo I, con 46.27; Puerto Plata, con 42.79%; y Mao, con 42.32%.

La competencia de esta área que obtuvo el mayor nivel de grado fue la de comunicación con un 47.7% de promedio y la peor fue la de lingüística, con un promedio alcanzado de 24.4%. La competencia intelectual alcanzó una media de 27.9%.

En cuanto a los sectores, los logros del sector privado son más significativos que el público en las tres áreas: en la de comunicación alcanzó un 53.4%, mientras el público tiene un 42%. En la de lingüística ambos están mal: el privado tiene un 26.8% y el público un 22.4%; lo mismo que en la intelectual, donde el privado alcanzó un logro de 28% y el público de 27.7%.

De estos resultados, dice la investigación, se derivan dos cosas: que el conocimiento de del uso y funciones de la lengua no se están desarrollando y que los niveles de aprendizaje son ineficientes. También indica que no se están implementando estrategias para desarrollar la capacidad de pensar y razonar que necesitan los estudiantes para realizar operaciones mentales que requieran el uso de la lengua.

 

SOBRE EL OCTAVO GRADO

Al hablar del segundo ciclo del nivel básico, la investigación agrega al sector semi-oficial, compuesto por las escuelas que están dirigidas por órdenes religiosas aunque son supervisadas por la Secretaría de Educación. Este sector es el que arrojó los promedios de mayor logro en todas las áreas de la lengua española, un reglón en el que el promedio general fue de un 55.7%.

Detallando los sectores, establecen que en el área en general el sector semi-oficial tiene logros de un 59.9%, el privado de un 58.4% y el público con un 49.2%.

En cuanto a las competencias, la intelectual alcanzó un promedio muy alto en este ciclo: un 72.2%, seguida por la de comunicación con un 52.4% y la de lingüística con un 43%.

Haciendo una división por competencia y por sector, manifiestan que en la competencia de comunicación en el sector privado y semi-oficial están cerca del 60% mientras que en el oficial no alcanza el 50%; en la de lingüística está sobre el 48% en el privado y semi-oficial pero por debajo del 40% en el público; y en la competencia de comunicación los sectores privado y semi-oficial están entre el 74 y el 78%, mientras que el público apenas alcanzó a un 65%.

Las regionales que peor desempeño mostraron en este ciclo son las de Monte Plata, con una media de 36.8%; Cotuí, con 48.9%; Nagua, con 42.9%; Puerto Plata, 39.4%; San Cristóbal, 45.7%; Barahona, 40.3%; y Azua, 41.8%.