Enseñanzas de la historia

http://hoy.com.do/image/article/477/460x390/0/2934DAC3-90BE-4CD1-BEC6-16CE61995392.jpeg

El Presidente Obama se queja de que los bancos no quieren aumentar el crédito, su preocupación es válida, la economía de los Estados Unidos sigue perdiendo empleos.

Pero los bancos actúan con prudencia, no creen que la crisis quedó atrás, entienden que el excepcionalmente bajo nivel de los intereses no durará mucho, esperan un aumento de la tasa que la Reserva Federal les cobra por préstamos de emergencia, aumentando las demás, reduciendo la liquidez y afectando la capacidad de pago de los deudores.

Se acaba el tiempo, el exceso de dinero debe ser recogido para evitar inflación, pero el crédito productivo no aumenta. El Presidente Obama quiere evitar el error de 1932, la economía requería de crédito pero se hizo lo contrario, aumentando el desempleo, llegando a 25% en 1933, el PIB se redujo en 30% con relación al nivel alcanzado en 1929, todavía en 1937 no se había recuperado, estaba por debajo del nivel alcanzado en 1929.

Fueron el exceso de crédito y la falta de regulación bancaria de los últimos veinte años los causantes de la actual crisis financiera, ambos factores también presentes  en 1907, 1919 y 1929. Durante esos años, el exceso de liquidez fue seguido por recortes violentos del crédito, causando recesión en los primeros dos y depresión en el segundo, que dura por lo menos hasta 1939. Entre 1880 y 1920, la cantidad de billetes y monedas en circulación en los Estados Unidos aumentó más rápido que el PIB; en 1880 representó un poco más de la tercera parte del valor de la producción y para el 1921 el porcentaje se había elevado a mas de dos tercios. Los depósitos bancarios eran enormes, en 1880 dos veces el medio circulante, ocho veces en 1921 y once veces en 1929.

El pánico bancario de 1907 quebró bancos que se quedaron sin liquidez para atender por ventanilla el retiro de depósitos, lo que también sucede el 29 de octubre de 1929. En 1913 se había creado la Reserva Federal para regular la banca, pero no evita el exceso de crédito, lo que provoca la inflación de 1919, la que en República Dominicana se conoce como Danza de los Millones, porque el azúcar llegó a venderse a precios exorbitantes. Cuando la Reserva Federal aumentó los intereses y se redujo el crédito, los precios cedieron, llevando a la quiebra a importadores dominicanos y poniendo en apuro a ingenios que se sobre-endeudaron con la banca, de modo que la inflación y la depresión de los años 1919-1921, se debió a errores monetarios, de manera particular la variación de precio del azúcar no fue por exceso de demanda y de oferta como refiere la historiografía,  se debió  al  mal manejo monetario de la Reserva Federal. El tema lo discutí con amplitud en mi Tesis Doctoral en Historia.

Las enseñanzas están claras: si se acude a la historia se evitaría una nueva crisis dentro de la crisis.