Entidad Fuerza Laboral de Villa Juana pide vigilancia constante a los  precios

MAYELIN ACOSTA GUZMÁN
Munícipes del sector Villa Juana sugieren que seanvigiladas frecuentemente  las reducciones de precios  en algunos productos básicos, porque podrían  ser aumentadas de nuevo, principalmente en las barriadas.

Eulogia Familia, coordinadora del movimiento Fuerza Laboral,  dice que estos productos  subsidiados no pueden  mantenerse solamente baratos en los supermercados y en las plazas agropecuarias, ya que los consumidores pobres compran en colmados y pulperías.

 “Aquellos que pueden se abastecen en estos lugares hasta por meses, y dueños de establecimientos van a comprar a las plazas de agricultura para luego revender más caro en los barrios. Las autoridades deben accionar rápido en esto. El dominicano pobre compra día a día en el colmado cerca de su casa y, en muchas ocasiones,  cogiendo fiao (créditos), eso es con lo que come la familia. Por eso se debe vigilar las ventas en los barrios, pues  cada comerciante vende como quiere”, explicó.

Subrayó  que para defender a los consumidores y a los usuarios de servicios se necesita educación y comunicación a través de diversos medios para dar orientar  sobre cómo deben comprar y protegerse.

 “Otra acción es que debemos unirnos con organizaciones de la sociedad civil para que presionemos   un cambio de política respecto a los precios y al comportamiento que tengan. Nosotros trabajamos en estas direcciones”, agregó.

Expresó que se debe diseñar planes estratégicos a cortos o largo plazo para enseñarle a las personas cómo manejar su presupuesto y cómo defender la calidad de los productos, en su condición de consumidores.

Los miembros de Fuerza Laboral destacaron que los consumidores de supermercados, mercados y colmados del país son atropellados día a día por estar desinformados sobre sus derechos.

“Vemos que cuando algunos productos  están vencidos los colocan entre los que están sanos y que aún no están vencidos. También algunas mercancías que son puestas en especiales a veces tienen un precio en las góndolas y otros más altos en los códigos de las cajas al pagar”, destacó Familia.

Dijo que a esta situación no   escapan los medicamentos vencidos que son expendidos normalmente en el sector, a los cuales muchas veces se les cambia la etiqueta de indicación en lugar de descartarlos, como recomiendan las normas sobre la salud.

En el caso de los servicios, denunciaron  que los usuarios de este sector se ven obligados a pagar las costosas facturas que envían empresas  públicas y privadas, a pesar de que regularmente es deficiente o precario el servicio que la una y la otra ofertan.

LAS FRASES

Eulogía Familia                                       

El dominicano pobre compra día a día en el colmado cerca de su casa y en muchas ocasiones siempre cogiendo fíao, eso es con lo que come la familia. Por eso se deben vigilar las ventas en los barrios, porque cada comerciante vende como le da su gana, como quiere”.