Entra armado y provoca alboroto en Miami Herald

http://hoy.com.do/image/article/329/460x390/0/5EAADA05-27CB-4542-B0D2-FAFA46531399.jpeg

MIAMI (AFP).- Un caricaturista del diario El Nuevo Herald de Miami entró armado ayer, viernes, a la sede del periódico autoproclamándose director del medio, exigiendo ver a su editor ejecutivo y atrincherándose durante horas dentro del edificio antes de entregarse sin incidentes a las autoridades.

El caricaturista, José Varela, un prominente artista cubanoamericano, “se entregó” a la Policía temprano el viernes por la tarde tras tomar por asalto el diario y atrincherarse en él durante casi cuatro horas, dijo a la AFP Joe García, un abogado de Miami que se mantuvo en contacto con el hombre por teléfono.

Delrish Moss, portavoz de la Policía de Miami, dijo en una conferencia de prensa que Varela entró armado con lo que parecía ser una ametralladora en la sala de redacción del Nuevo Herald, en el sexto piso del edificio que también alberga al diario en inglés The Miami Herald, exigiendo hablar con un funcionario.

El medio identificó al funcionario como el editor ejecutivo del diario en español, Humberto Castelló. Empleados dijeron que estaba vestido con ropa de camuflaje y también estaba armado con un cuchillo.

Castelló y otros empleados fueron evacuados del edificio y no hubo “una situación con rehenes”, dijo Moss. Luego quedó aislado en el sexto piso del edificio.

El edificio fue desalojado y acordonado, pero a media tarde los empleados comenzaron a regresar a sus funciones.

“No sabemos a ciencia cierta el origen de esta situación o por qué está haciendo esto, pero sabemos que dice que el Herald, El Nuevo Herald ha estado censurando algunos de sus trabajos”, dijo Moss.

García agregó que el hombre estaba reclamando que se “diga la verdad en el Nuevo Herald, que se hable de los conflictos de intereses reales en El Nuevo Herald”.

Un reportero del diario, no identificado, dijo en la página electrónica del periódico que el caricaturista también se refirió a “conflictos” dentro del medio, y que le aseguró que “aquí se burlan de los exiliados” cubanos.

Otros periodistas que hablaron con él dijeron a medios locales que se había autoproclamado director del diario.