¡Entrégate Percival!

Pedro René Mejía Almonte

 

Era 14 de septiembre  cayendo la tarde, me encontraba en una actividad del sector empresarial, específicamente la presentación de un proyecto inmobiliario a unos cuantos metros del lugar de los hechos,  cuando recibí una llamada, con exaltación me dice: ¡aquí tan ̍ tirando! ; hay un muerto, hay otro muy mal herido y se llevaron “pila de cuarto” (haciendo referencia a que sustrajeron una buena cantidad de dinero).

El hecho fue el ya conocido asalto al camión de envío de valores frente a Bella Vista Mall, donde murió un agente de seguridad (Bienvenido García) ; el vil asesinato a  Bienvenido me hizo recordar una escena de mi película favorita: “El Padrino”, en la cual Don Vito Corleone (El Padrino) sale de su oficina con su hijo Fredo y se dispone a comprar fruta ; en ese instante llegan dos sicarios de la familia Tattaglia , le disparan cinco tiros a Don vito , y posteriormente él es llevado malherido al hospital ; cabe guardar la distancia, tanto en la realidad  y la mente creativa de Don Mario Puzo , como en la diferencia entre Don Vito y Bienvenido , uno es un mafioso  y el otro un humilde padre de familia que fue asesinado trabajando para llevar sustento a su hogar .

El asalto frente a Bella vista Mall tiene un hermano mayor, el asalto en La Sirena de Villa Mella, y según investigaciones de la Policía Nacional y el Ministerio Público, son hijos del mismo padre: “John Percival Matos”. Los hechos ocurrieron con el mismo modus operandi y la manera de la huida “triunfal” fue la misma: Dos personas en una motocicleta.

La Policía nacional, en reiteradas ocasiones ha solicitado al ex – teniente que se entregue, usando una frase ya conocida por todos nosotros: “Las autoridades exhortan a los prófugos a entregarse por la vía que entiendan más expedita, a fin de evitar enfrentamientos, ya que los mismos están fuertemente armados”. Y ya sabemos cuáles son las consecuencias cuando la Policía manda estos mensajes.

Accede John; paga tus pecados, purga tus delitos y no hagas más daño a tu familia y a la sociedad dominicana…    ¡Entrégate Percival!