Envían a Carriles a centro en Luisiana

MIAMI (AFP).- El anticastrista Luis Posada Carriles, acusado de varios atentados terroristas y detenido el martes en Miami cuando se preparaba para abandonar el país, fue trasladado a una centro de detención en Luisiana (centro-sur) mientras las autoridades revisan su estatus migratorio. Posada Carriles es requerido por la justicia venezolana por un atentado contra un avión de Cubana de Aviación en 1976, que dejó un saldo de 73 muertos.

El anticastrista, además, se hizo responsable tiempo atrás de una serie de atentados en hotalees de La Habana en 1997, aunque luego se retractó.

El amigo y benefactor de Posada Carriles en Miami, Santiago Álvarez, quien le contrató a un abogado en Miami para que presentara su solicitud de asilo político en Estados Unidos, dijo el miércoles a la radio local WQBA que el anticastrista estaba detenido en una instalación en Luisiana.

La portavoz de Inmigración y Control de Aduanas (ICE) en Miami, Bárbara González, no quiso precisar el lugar de detención, pero confirmó que está en una instalación migratoria y “recibió un chequeo médico, tiene derecho a un teléfono” y acceso a instalaciones de recreación dentro del lugar.

Agregó que también “tiene oportunidad de hablar con su abogado”, aunque no está claro si ha ocurrido. Llamadas a su abogado, Eduardo Soto, no fueron contestadas.

La ICE había informado el martes en un comunicado sobre la detenciòn del anticastrista para revisar su estatus migratorio y que no tenían como política deportar gente a Cuba o a países aliados de la isla caribeña, en una referencia a Venezuela.

Este país busca a Posada Carriles en relación con el atentado con bomba que en 1976 hizo estallar en vuelo a un avión comercial cubano sobre Barbados, ataque en el que murieron 73 personas, entre ellas un equipo de esgrima juvenil de Cuba.

Aunque el acusado fue exonerado dos veces de los cargos, se escapó de una cárcel venezolana en 1985, cuando la decisión aun debía ser ratificada por las cortes.

La detención de Posada Carrilles coincidió con una manifestación realizada en La Habana contra el terrorismo, en la cual el presidente Fidel Castro exigió el procesamiento del anticastrista.

El martes en declaraciones a un diario local, aseguró que las autoridades norteamericanas no lo estaban buscando y que no se escondía como cuando llegó a finales de marzo al país, de forma ilegal por la frontera con México.

Pero Alvarez sostiene que la detención de Posada Carriles era inminente y por ello dio la entrevista y una casi simultánea conferencia de prensa clandestina en un almacén cercano a Miami a media mañana del martes.

“Su posible arresto provoca que el quiera dar su mensaje antes de ir preso”, sostuvo Alvarez.

Por su parte, el departamento de Seguridad Interna (DHS) ordenó a una periodista del New York Times entregar documentos y grabaciones de entrevistas que sostuvo con Posada Carriles en 1998, y que fueron publicadas ese mismo año en el diario, indican documentos judiciales.

En la extensa entrevista Posada Carriles admitió ser responsable de varios atentados con bomba contra hoteles en La Habana en 1997, aunque luego se retractó.

El Times presentó una moción en el tribunal federal de Miami en la que alega que la neutralidad del diario se puede ver comprometida con la entrega del material y porque “hay tanto material del señor Posada que el Gobierno ya tiene en sus manos…que no puede ser que nuestras grabaciones sean tan importantes”, dijo en un comunicado el abogado del diario, George Freeman.

El documento judicial indica que la petición del DHS se llevó a cabo como parte de una investigación de violaciones “criminales y administrativas” de las leyes migratorias estadounidenses.