Episcopado afirma corrupción impide desarrollo de jóvenes

22_02_2017 HOY_MIERCOLES_220217_ El País12 B

La Conferencia del Episcopado Dominicano afirmó ayer que la carencia de líderes sociales y políticos que sirvan al pueblo, en vez de lucrarse de los bienes de la nación y que hacen de la corrupción un modo de vivir y de escalar una posición en la vida, sin ninguna condena judicial, son razones que impiden a adolescentes y jóvenes desarrollarse y realizar la vocación a la que Dios los ha llamado.
En un mensaje, con motivo de conmemorarse el lunes el 173 aniversario de la Independencia Nacional, el Episcopado expresó estar alarmado porque cada vez más los jóvenes se ven envueltos en actos de violencia, atracos, homicidios y todo tipo de delincuencia, impulsados por el consumo y tráfico de droga y el ideal de un enriquecimiento fácil, que tiene como paradigma a políticos corruptos y narcotraficantes.
Indica que esa realidad está determinada además, por el gran número de ellos que nacen y crecen en hogares disfuncionales, sin una figura paterna o materna que los guíe, con alto nivel de agresividad, faltos de cariño y de modelos que los impulsen a vivir los valores humanos y cristianos auténticos.
Destaca que la pobreza que azota al 40% de los hogares dominicanos, crea grandes desigualdades y escasas oportunidades para estudiar y progresar en la vida.
“Nuestros jóvenes encuentran pocos espacios de diversión sana donde recrearse, por el contrario, se les ofrece la droga, los juegos ilícitos, el sexo fácil a edad temprana, la pornografía, la prostitución; cosas que tristemente cautivan a muchos y los llevan a la destrucción de sus vidas”, refieren los obispos en el documento.
Desempleo. Otro aspecto que los líderes de la Iglesia Católica señalan como una barrera para el desarrollo de los jóvenes, es el desempleo, que dijeron oscila el 28% de los que están en las edades de los 15 a los 24 años.
Esta situación, expresaron los sacerdotes, impide que puedan continuar sus estudios en los centros de educación superior, lo que conduce a frustraciones y los hace presa fácil para buscar el dinero rápido en negocios sucios o a caer en la delincuencia.