Equinoccio de Otoño: Adapta la rutina de belleza

Equinoccio de Otoño: Adapta la rutina de belleza

Cómo adaptar una rutina de belleza para evitar verla más seca y tirante (Getty Images)

Vienen los meses más fríos del año, y uno de los cuidados que se debe tener en cuenta durante esta estación es el cuidado intensivo que se le debe dar a la piel del rostro.

¨La piel reacciona a los cambios externos y en invierno podemos verla más seca, sentirla más tirante y más propensa a inflamación y rojeces”, comentó la cosmiatra Daniela López, conocida como Dadatina en las redes sociales.

Más allá de hacer una consulta con el médico dermatólogo, hay que seguir las rutinas para evitar tener la piel seca. ¿Cómo se pueden adaptar esos pasos en épocas de invierno? Daniela López ¨Dadatina¨ revela sus consejos.

Los labios suelen ser la parte del rostro a la que dedicamos menos atención y cuidados (Europa Press)

– Incorporar tónicos y sérums hidratantes o calmantes en nuestra rutina va a lograr que la piel esté saludable e hidratada.

– Duchas más cortas y menos calientes. Una ducha caliente y larga nos deshidrata e irrita la piel. No se olviden de humectar el cuerpo después de la ducha.

– Protector solar. Puede parecer que ya no lo necesitamos pero recordemos que los rayos UVA son constantes todo el año y estos son los responsables de manchas en la piel, envejecimiento y cáncer.

– Cremas más humectantes. No necesariamente tenemos que abandonar las cremas fluidas, más si usamos serums y tónicos, pero es re importante que sean humectantes y si sentimos que se quedan cortas, agregar una capa más o cuando se acabe o ir por una un poco más densa.

– Mascarillas de noche: un par de veces por semana o cuando sentimos la piel irritada, podemos usar una mascarilla de noche y al otro día enjuagar.

– Peelings e incorporación de ácidos. Si tienen algo puntual para tratar, es el momento de ir a un profesional de dermatología para hacerse un peeling y que les ayude con qué ácido va bien para ustedes.

Los tres pasos fundamentales que toda rutina de skin care debe tener: limpieza, humectación y protección:

Paso 1: limpieza
“El frío y la sequedad, junto a la exposición de otros factores como la calefacción, hacen que la piel y la semimucosa de los labios tiendan a resecarse» (Getty Images)

Es importante lavarnos el rostro dos veces al día, de día y de noche. Hay una gran cantidad de métodos y estilos disponibles, la recomendada por “Dada” es la doble limpieza.

Doble limpieza nocturna

Consiste en utilizar un producto para sacar restos de maquillaje, protector solar (en especial los que son a prueba de agua) y suciedad acumulada del día y luego utilizar un segundo producto con enjuague que termine de limpiar el rostro.

Esto varía según tu tipo de piel y por eso que recomienda al menos una vez al año ir al dermatólogo, para saber cual es el adecuado. Y comparte una guía fácil en general:

– Todo tipo de piel: aceite de limpieza/bálsamo cosmético + gel/espuma de limpieza.

– Piel mixta a grasa: agua micelar común o bifásica + gel/espuma de limpieza (mixta a grasa)

– Piel seca/sensible: leche de limpieza + gel/espuma de limpieza (seca/sensible)

“Si utilizaste protector solar y retocaste durante el día, sí se recomienda hacer la doble limpieza aunque no estés maquillada”, sugiere. ¿Hay que hacerla todos los días? Idealmente sí, por eso es importante que los productos no resequen, tu piel no se sienta tirante ni la veas roja. ¿Qué es lo mínimo indispensable? Lo ideal siempre es el gel de limpieza si o si.

Lee más: Rutina de belleza con productos naturales

Limpieza diurna

No es necesario una doble limpieza de día, elegí el producto que más te guste para limpiar tu rostro y enjuagá siempre. “En mi caso a veces uso solo agua, aunque es controversial, no es algo que inventé yo y es un método más”, aclara Daniela López.

Paso 2: humectación
(Getty)

Una vez que el rostro ya está limpio, el segundo paso es hidratar y humectar nuestra piel. Estos pasos se hacen tanto de día como de noche.

Hoy en día existen los tónicos, exfoliantes, serums, mascarillas, cremas, máscaras de noche, etc., pero lo básico y fundamental es tener una crema. Esto va a depender de su tipo de piel, de cuán sensible es, de sus alergias, de sus afecciones, de sus gustos y de su presupuesto qué crema comprar. Lo más importante es que una crema no reseque, no deje tirante, no craquele y no inflame la piel.

– López sugiere una crema que no tenga protector solar, porque así la podemos usar de día y de noche.

– Si tenés piel mixta o grasa, las texturas en gel que dicen “oil free” van a ir mejor con tu piel.

– Es importante fijarse qué componentes tiene la crema (no necesariamente toda la lista, pero sí los resaltados) y considerá si son los que crees que tu piel necesita.

– Siempre hacé el test de alergia en codo y cuello antes de usarla en toda la cara, en especial si nunca usaste la marca o los componentes que vienen en la crema.

Algunas preguntas frecuentes son por ejemplo: si tengo piel grasa, ¿puedo saltearme la crema”? ¡No! Todas las pieles necesitan crema, lo importante es encontrar una que vaya con tu piel. Otra: me puse la crema y al otro día me salió un granito, ¿significa que no va? “Los granitos toman un tiempo en desarrollarse, no necesariamente es culpa de la crema”, advierte la especialista.

Paso 3: protección solar
El multimasking está revolucionando el cuidado facial (Europa Press).

De día este paso es indispensable. Más, si querés no usar crema de día y solo usar protector, muchísimos son hidratantes y cumplen con la función del 2×1. Pero no podemos saltearnos este paso. En Argentina todos los protectores solares son amplio espectro, protegen contra UVA Y UVB.

RAYOS UVA: no importa que esté nublado, los rayos UVA no queman pero son los culpables de arrugas, manchas, alergias y cáncer de piel. Tiene consecuencias a largo plazo. Y sí, pasan a través de ventanas también así que por eso: ¡en casa también! ⠀

RAYOS UVB: son los rayos que causan quemaduras en la piel, oscurecimiento y engrosamiento (cuanta más exposición más aspecto a “cuero” tiene la piel). También causan cáncer de piel.

LUZ AZUL (HEV): puede causar manchas y arrugas prematuras, rojeces y puede empeorar condiciones como melasma (Hay post al respecto).⠀

– Los que dicen toque seco/oil control/anti shine/matificante suelen ser para pieles mixtas o grasas.

– El factor 30 bloquea 97% de rayos UVB, el 50 98% y el 90, 99%.

– Se recomienda reaplicar cada dos horas.

– La medida estándar para colocar protector es de dos dedos, pero puede cambiar según el fabricante.

– Hay protectores solares que protegen contra luz azul pero sino podes utilizar ingredientes que ayudan indirectamente contra eso como antioxidantes como por ejemplo la niacinamida, vitamina c, etc.

Publicaciones Relacionadas