Equipos invirtieron en lanzadores

http://hoy.com.do/image/article/487/460x390/0/3A06E0AA-BD48-4279-80F7-604DE2B13EDA.jpeg

MLB.com. Aunque en esta era todas las rotaciones abridoras son integradas por cinco lanzadores, quizás el número más importante para aquellos equipos con aspiraciones de llegar a la postemporada sea el tres.

Cuando los Medias Rojas decidieron invertir cinco años y US$82.5 millones en John Lackey en diciembre no sólo estaban firmando a un abridor de primera; también estaban conformando lo que podría ser el mejor trío de lanzadores en las Grandes Ligas en el 2010.

Tanto Lackey como Josh Beckett y Jon Lester saben lo que es ser el abridor ganador en el juego decisivo de una Serie Mundial y más de una vez a cada uno se le ha asignado la tarea de abrir el primer juego de una serie de postemporada.

Mientras que los fanáticos de los Medias Rojas pedían a gritos que el equipo consiguiera otro bate potente en esta temporada baja, la maniobra más grande del gerente general Theo Epstein no fue por un bate sino por un brazo.

“Creo que todos seremos más inteligentes a raíz de eso”, dijo el piloto de los Medias Rojas, Terry Francona. “Cada vez que Theo me hace una pregunta durante las Reuniones Invernales, siempre respondo ‘un pitcher’. Ahora tenemos la oportunidad de enviar a la loma a un lanzador sólido todos los días. Es muy emocionante. Todo es por escrito ahora pero será nuestra responsabilidad hacer que todo funcione durante los entrenamientos”.

En tres de cada cinco partidos, los Medias Rojas contarán con un lanzador que hace que sus compañeros se convenzan de que esa noche encontrarán la forma de ganar. En el transcurso de una temporada de 162 juegos y quizás aún más en el mes de octubre, ese tipo de mentalidad que impregna a un equipo y desmoraliza al conjunto contrario puede ser muy valioso.

Por eso es que equipos como los Medias Rojas, Yankees, Filis, Cardenales, Diamondbacks y Gigantes, entre otros, se sienten muy seguros de sus posibilidades de triunfar en el 2010; cada uno ha encontrado un trío formidable para encabezar su rotación.

Otros tríos de lujo

Los campeones de la Serie Mundial del 2009 prueban lo importante que pueden ser los tres abridores principales de un equipo.

El manager de los Yankees, Joe Girardi, pasó toda la postemporada con sólo tres abridores: CC Sabathia, A.J. Burnett y Andy Pettitte. La habilidad de Sabathia de lanzar tras solamente tres días de descanso fue importante, pero sirve para recordar que tres abridores fuertes pueden compensar la falta de profundidad en la parte baja de la rotación. 

Tríos efectivo

En la última década, varios campeones de Serie Mundial se han coronado gracias a sus tres abridores principales. En el 208, Hamels elevó su desempeño a otro nivel y los Filis se beneficiaron. Jamie Moyer y Brett Mayers también jugaron papeles claves. Los Medias Rojas del 2007 tenían a dos lanzadores con experiencia en juegos importantes, Beckett y Curt Schilling, mientras que el japonés Daisuke Matsuzaka ganó 15 partidos en su temporada de novato. En el 2005, el manager venezolano de los Medias Blancas, Ozzie Guillén, tenía a cuatro abridores de lujo en su rotación – Mark Buehrle, su compatriota Freddy García, Jon Garland y el cubano José Contreras – y con ellos los patipálidos ganaron la Serie Mundial.  Un año atrás, los Medias Rojas se coronaron . En ese caso, los abridores fueron de suma importancia, encabezados por Schilling y  Pedro Martínez,  y Derek Lowe, quien ganó los tres juegos.