Era un controlador aéreo la víctima mortal de siniestro de avioneta en Miami

Era un controlador aéreo la víctima mortal de siniestro de avioneta en Miami

La persona que falleció este sábado al estrellarse una avioneta en Miami Beach, Florida (EE.UU.), era «un veterano» controlador aéreo quien viajaba a bordo del Cessna 172 monomotor, que se precipitó sobre el puente Haulover Inlet por causas aún sin aclarar, informó la Asociación Nacional de Controladores de Tráfico Aéreo (NATCA).

En un comunicado, NATCA, una organización sindical y de seguridad de la aviación en los Estados Unidos, identificó al fallecido como Narciso Torres, «veterano controlador de la Torre de Control de Tránsito del Aeropuerto de Miami (ATCT, MIA)».

«Al igual que tantos miles de nuestros miembros, Narciso tenía un amor tan profundo por todo lo relacionado con la aviación y por volar, como lo demuestra este vuelo en un hermoso día en el sur de Florida donde estaba haciendo lo que amaba. Esta pérdida duele profundamente. Narciso nunca será olvidado», señaló Rich Santa, presidente de NATCA.

Junto a Torres viajaban otras dos personas que no han sido identificadas.

De acuerdo con datos suministrados en las últimas horas por el Miami Herald, el avión pertenece a dos pilotos locales, Adam Cartwright, de Homestead, y William Shaw, de Miami, aunque ninguno de ellos iba a bordo de la nave en el momento del siniestro.

El aparatoso accidente, que sorprendió a varios conductores en el Haulover Inlet Bridge, un puente ubicado al norte de Miami Beach, entre el canal intracostero y el Océano Atlántico, impactó a uno de los automóviles que circulaban y dejó además cinco heridos, dos en estado crítico, según informes preliminares de las autoridades.

En el vehículo impactado viajaban una mujer y dos niños pequeños que fueron tratados con lesiones leves, según detalló ayer en una rueda de prensa Álvaro Zabaleta, portavoz de la Policía de Miami-Dade.

Zabaleta dijo que fue un gran «milagro» que las personas que viajaban en el automóvil impactado de frente por el monomotor solo recibieran heridas leves.

Al caer durante un aterrizaje forzoso, de acuerdo con las autoridades, la avioneta se incendió dejando una columna de humo negro, lo que llamó la atención, junto con el sonido del impacto, de transeúntes de la zona que tomaron imágenes del siniestro con sus teléfonos.

Imágenes suministradas por el portal de la televisión local NBC6, aparentemente tomadas desde un teléfono móvil, mostraron al aparato envuelto en llamas mientras una decena de conductores que transitaban por la zona bajaban de sus autos visiblemente asustados.

Según la Administración Federal de Aviación (FAA), el aparato perdió potencia antes de estrellarse en el puente, a unas 5 millas (8 km) al este del aeropuerto de Opa-Locka, pasado el mediodía de ayer.

La misma entidad detalló que el avión había partido del Aeropuerto Internacional de Fort Lauderdale (al norte de Miami) y se dirigía al Aeropuerto Internacional de Key West cuando ocurrió el accidente.  

Publicaciones Relacionadas

Más leídas