Erika se convierte en ciclón tropical en su desplazamiento por Cuba

La tormenta Henry se mueve con rapidez por aguas del Atlántico Norte
La tormenta Henry se mueve con rapidez por aguas del Atlántico Norte

Miami, EE.UU. Erika, la quinta tormenta tropical de la temporada, se convirtió hoy en un ciclón tropical mientras se hallaba en suelo cubano, informó hoy el Centro Nacional de Huracanes (CNH) de Estados Unidos.

El centro meteorológico, con sede en Miami, informó de que Erika es un remanente de baja presión mientras se desplaza por el oeste de Cuba y por ello ha desactivado todos sus avisos y advertencias de tormenta tropical por el Caribe.

No obstante, el CNH advierte de que el ciclón podría volver a intensificarse y a convertirse en una depresión mientras continúa su ruta hacia la península de Florida.

Erika había llegado a Cuba a primeras horas de esta mañana debilitada y en forma de depresión tropical, con vientos de 65 kilómetros por hora, tras dejar fuertes lluvias ayer en Haití y la República Dominicana.

En su boletín de las 12.00 GMT, el CNH explicó que Erika estaba situada en ese momento a unos 90 kilómetros al este-noreste de Holguín, Cuba, y se movía a una velocidad de 31 kilómetros hora en dirección oeste-noroeste.

A esa hora, Erika había perdido fuerza hasta reducir la velocidad de sus vientos a 65 kilómetros por hora, tras atravesar Haití y la República Dominicana.

Hasta antes de disiparse en un remanente de baja presión, el centro de la tormenta tropical Erika se encontraba cerca de la latitud 21.0 grados norte y longitud 75.5 grados oeste, moviéndose en dirección oeste-noroeste.

El CNH tenía previsto que Erika se debilitará hoy para convertirse en una depresión mientras se desplaza sobre tierra, e incluso podría degenerar en un canal de baja presión.

No obstante, Erika seguirá provocando fuertes lluvias todavía en la República Dominicana, Haití y el este de Cuba a lo largo del fin de semana.