Érika se fue, dejó pocos daños y abasteció de agua las presas

p1

La tormenta tropical Érika se alejó ayer de República Dominicana dejando a 58 familias desplazadas, 11 viviendas destruidas, ocho acueductos fuera de servicio y dos puentes afectados. Mientras anoche el Centro de Operaciones de Emergencia mantenía en alerta a 10 provincias, cinco en amarillo y cinco en verde ante posibles inundaciones y deslizamiento de tierra.

En alerta amarilla están Azua, Barahona, Bahoruco, Independencia y San Juan. En verde están Monte Cristi, Puerto Plata, Elías Piña, Pedernales y Dajabón.

Poca lluvia. Mientras para hoy la Oficina Nacional de Meteorología (Onamet) pronostica una disminución en las lluvias y las que ocurran serán chubascos locales con aisladas tronadas en la tarde en el Sureste, cordillera Central y Los Haitises.

El COE. En su boletín de anoche el COE informó que el número de personas desplezadas a casas de familiares o amigos bajó de 7,345 a solo 58.

El COE y la Onamet emitieron alertas meteorológicas por posibles inundaciones urbanas repentinas, y para que las embarcaciones en la costa caribeña permanezcan en puerto y en la costa atlántica naveguen con precaución para evitar daños.