Erogaciones escandalosas

Un aspecto sobresaliente de la gestión que encabeza el Presidente Danilo Medina Sánchez es la vocación por la austeridad, la supresión del dispendio y mejorar en todo lo posible la calidad del gasto público. La suya no es una prédica limitada al ámbito del Poder Ejecutivo. Es un mandato para todo el aparato estatal. Es un asunto atinente a la salud económica del país y, como tal, atañe a todos los ámbitos de poder, sin importar cuán independientes puedan ser.

Vistas las cosas con ese criterio, es necesario que la Cámara de Diputados haga los ajustes necesarios para evitar erogaciones escandalosas, como los más de RD$20 millones que en los  ocho meses transcurridos de este año destinó para  cubrir viajes y viáticos de sus miembros,    para  atender asuntos familiares,  de salud, participar en ferias de turismo,  giras religiosas,  semanas culturales, conferencias y   torneos deportivos, entre otras cosas.

No se sabe bajo cuál estatuto están amparadas estas erogaciones, pero vistas en sus detalles las cantidades y las causas de sus libramientos, hay que caer en la cuenta de que no encajan de modo alguno en un régimen con vocación de austeridad y empeñado en  hacer un uso razonable, racional y eficiente de los recursos del Estado. El presidente de la Cámara de Diputados, Abel Martínez, ha prometido gestionar controles para los gastos. Que así sea.

Proteger a la gente y a los ríos

Las lluvias de  la tormenta Isaac han puesto de relieve la utilidad de la canalización de los ríos y la construcción de muros de gaviones en sus riberas. En San Cristóbal, Baní y San José de Ocoa las obras de esta naturaleza protegieron vidas y propiedades de ser arrasadas por los desbordamientos de ríos. La canalización y levantamiento de muros es un trabajo que hay que hacer en muchos otros puntos vulnerables densamente habitados.

Con la misma visión hay que trabajar para proteger los cauces de los ríos. Hay una propuesta que pretende que la canalización y adecuación de los cauces de los ríos, que el Gobierno inició en algunos puntos del país, sea continuada por el sector privado a cambio de que aproveche la extracción de sedimentos. Sea bajo ésta o cualquier otra modalidad, es necesario continuar la construcción de muros y canalización de ríos. Manos a la obra.