Erradicación de la pobreza y educación

Recientemente, los 193 estados miembros de la ONU llegaron a un acuerdo de fijar una nueva agenda del desarrollo para los próximos 15 años, que pide la erradicación de la pobreza y el hambre, alcanzar la igualdad de género, mejorar los niveles de vida y tomar medidas urgentes para combatir el cambio climático.

El documento, llamado “Transformando nuestro mundo: la agenda de desarrollo sostenible para 2030”, será adoptado en una cumbre de la ONU antes de la reunión anual de líderes mundiales en la Asamblea General a fines de septiembre.

Se enuncian 17 metas con 168 objetivos específicos en temas que van desde acabar con la pobreza “en todas sus formas y todos lados” hasta asegurar la calidad de la educación, creación de fuentes de energías confiables y la protección del medio ambiente. Uno de esos objetivos para la erradicación de la pobreza consiste en garantizar una educación inclusiva, equitativa y de calidad, así como promover oportunidades de aprendizaje durante toda la vida para todos.

Y se procura, de esa manera, velar porque todas las niñas y todos los niños tengan una enseñanza primaria y secundaria completa, gratuita, equitativa y de calidad que produzca resultados de aprendizaje pertinente y efectivo.

Y precisamente eso es lo que la administración del presidente Danilo Medina ha estado realizando. No pasa una semana sin que el primer mandatario se movilice hacia alguna provincia del interior o a un barrio de la capital para la inauguración y apertura de nuevos centros escolares que garanticen la educación en tandas extendidas a los niños y niñas del país.

Pero además, ayudan a los padres a dedicarse más a sus labores mientras sus hijos están en las aulas. De alguna manera, las tandas extendidas contribuyen a ahorrar hasta combustible y tiempo, porque la gente no tiene que movilizarse a recoger a sus hijos al mediodía.

Otro de los objetivos dentro del área de asegurar una educación inclusiva dirigida a la erradicación de la pobreza consiste en velar porque todas las niñas y todos los niños tengan acceso a servicios de calidad en materia de atención y desarrollo en la primera infancia y enseñanza pre-escolar, a fin de que estén preparados para la enseñanza primaria. Y así se está haciendo.

En adición, ahora el Gobierno ha comenzado la apertura y la inauguración de centros de atención especial, por iniciativa de la Primera Dama de la República, en donde cientos de niños y niñas con habilidades especiales, no importa su condición social, reciben la atención y formación especializada.