Eruptos colónicos

LEO BEATO
La contaminación ambiental en el planeta ha alcanzado niveles alarmantes. Con la proliferación del metano (CH4), uno de los tóxicos mas destructivos de la tierra, nos estamos envenenando a nosotros mismos. Resulta, sin embargo, que el 20% del metano en la atmósfera terrestre es producido por los eructos colónicos (pedos) de los seres humanos. 21 gramos de metano equivale a un gramo de dióxido de carbono (CO2).

Somos 6 billones (seis mil millones) consumiendo oxígeno en la tierra y si conservadoramente tiramos al aire dos eructos colónicos al día (y hay quienes contribuyen con treinta y hasta cincuenta diarios) infectaríamos la atmósfera a razón de 12,000 millones de eructos pédicos diarios, lo suficiente para envenenar a toda una población. Es un hecho establecido, sin embargo que, debido a los productos lácteos y a la exagerada consumpción de proteina animal (carne roja), cada ser humano, sobre todo después de los 40 años, lanza al medio ambiente un mínimo de diez eruptos colónicos diarios. Estamos hablando de un mínimo de 60 billones (sesenta mil millones) al día. A ésto hay que añadir los eruptos colónicos de los animales irracionales, sobre todo los de los que nosotros mismos injerimos como las vacas, los cerdos, los chivos, etc. El único atenuante es que cuando se trata de animales vegetarianos como las vacas, caballos, elefantes, etc. sus eruptos pédicos apenas contienen metano. Su incidencia en el medio-ambiente, por lo tanto, es mínima. Es decir, que si todos fuéramos vegetarianos la amenaza de envenenarnos envenenando al medio ambiente sería mínima. Los vegetarianos usan este argumento para demostrar los beneficios que conlleva una vida no carnívora, pues, ademàs de ser mucho mas económica, es muchísimo mas saludable para el organismo humano. Para producir un kilo de carne se necesitan mas de 20 kilos de cereales, 20,000 litros de agua y la energía equivalente a 10 litros de gasolina hoy dia por las nubes. Para producir un kilo de cereal, sin embargo, se necesita menos de 100 litros de agua.  Cada kilo de carne roja exige una energía aproximada de 10 litros de petroleo. En el caso de la carne de cerdo la equivalencia es de 7:1, la del pavo 5:1 y la de la gallina es de 3:1. Es decir, kilo de cereales por kilo de carne. En otras palabras, que comer carne roja es un privilegio de ricos, ademàs de ser una fuente perenne de envenenamiento perdurable de toxinas conectado con todos los tipos de enfermedades habidos y por haber. No es coincidencia que el país con el índice de cancer del cólon mas alto (Argentina) sea también el que mas carne roja produce al año y que el país que menos carne consume per capita (Japón) sea el de menos incidencia de cancer del cólon. De acuerdo con la Organización Mundial de la Salud (OMS) con el 15% de los cereales empleados en el engorde de ganado se podría solucionar el hambre crónico de los paises del Tercer Mundo. Es decir, que estamos gastando 85% mas de lo que debiéramos si deseamos una sociedad sana.

Dígaselo usted ésto a las industrias de la leche, de la carne y a las farmacéuticas internacionales.