Es casi completa la falta de gas en zonas del Cibao

SANTIAGO. El despacho de Gas Licuado de Petróleo (GLP) a esta provincia y otros pueblos del Cibao, quedó paralizado casi por completo ayer, lo que agudizó la escasez en las envasadoras y paralizó el 50 por ciento de las unidades del transporte urbano local.

Mientras tanto, en las plantas “llovieron” las quejas de choferes que alegan que les están cobrando a 27 y 28 galones por el llenado de un cilindro de 50 libras, equivalentes a 214 galones.

Claudio Alberto Arias, chofer de la ruta H y Orlando

Arias, quien se trasladó de Moca a esta ciudad en busca de un poco de gas, dijeron que ciertas envasadoras han alterado el sistema de medición para justificar cobros excesivos e injustos por el cilindro.

“Mi cilindro coge 24 galones justos y aquí me cobran 26. Eso no es justo”, se quejó.

Roberto Ferreira, de la ruta H y Freddy Rodríguez, de Taxi Monumental, dijeron que tienen días sin trabajar por falta de gas y pidieron al gobierno tomar en cuenta esta situación para superar la crisis.

Muchos ciudadanos siguen confrontando dificultades para trasladarse, las paradas lucían ayer repletas de pasajeros y los vehículos eran escasos por carecer de gas para operar.

Isidro Gutiérrez, Givanna Disla y Pedro Domínguez, padres de familia que buscaban un poco de gas para fines domésticos, dijeron que varias veces se quedaron sin el GLP tras una larga fila.

“Se lo venden, primero, en grandes cantidades, a los hoteles de Puerto Plata y muchas veces no alcanza para los que tenemos necesidad de llenar un cilindro”, precisó Dionisio Paredes, chofer de carro que viaja de Santiago a Bonao.

Las plantas de gas ubicadas en distintos puntos de esta ciudad no disponían ayer del carburante y según reportes en las ciudades de Puerto Plata, Moca, La Vega, Mao, Montecristi y San Francisco de Macorís se terminó las reservas en medio de una enorme demanda de consumidores.