Es Navidad… pero cuidado con los excesos

http://hoy.com.do/image/article/478/460x390/0/7C2B5B95-6B1E-49D8-873E-B81DDB77F7C4.jpeg

Parecería que comer y beber en abundancia son  los propósitos principales durante la Navidad. En la euforia y alegría que caracterizan estas fiestas, la gente se siente libre para cometer excesos, sin acordarse  de los problemas posteriores: acidez, intoxicación, malestar general o aumento de peso.

Y esto podría ser peor si usted sufre alguna condición especial, como presión alta, gastritis o diabetes.

No estamos proponiendo que haga caso omiso a los platos de las fiestas de fin de año, que suelen ser lo más representativo de la época, sino que disfrute de ellos con más cautela, para luego no tener que lamentarse.

De hecho, son muchas las personas que cuando termina la Navidad  tienen que comenzar duras dietas para poder deshacerse de las libras adquiridas en estos días. Pero con un mínimo de esfuerzo y sabiduría, usted puede evitárselo: la clave está en saber administrar la ingesta de bebidas y comidas.

Una probadita

Las mesas en las fiestas de Navidad tienen comida y bebida en cantidades considerables, pero eso no significa que usted debe comérselo todo. Es más, debe comenzar a controlarse desde las horas tempranas del día. Si el día de Año Nuevo tendrá una cena copiosa, trate de no evitar las comidas durante el día, pero procure que sean ligeras. Así no llegará a la cena con tanta hambre para devorarlo todo, ni tan satisfecho que no pueda probar nada.

Si no se resiste a  probarlo todo, elija una pequeña cantidad de cada cosa y coma despacio. Y si su estómago le da señal de saciedad, hágale caso, no lo fuerce.

En el caso de las bebidas alcohólicas debe ser muy estricto. La fiesta no se hará más divertida porque usted tome en exceso.

Las claves

1.  Elegir vegetales antes que carnes. Si va a comer carne escoja el pavo porque tiene menos grasas. 

2.  No haga combinaciones con alimentos muy grasosos.

3.  Divida las porciones. 

4.  Evite el alcohol.

5.  Durante el día, consuma ensaladas ligeras y frutas. Evite los carbohidratos y las carnes en horario diurno. 

6.  No repita. Ni abuse de los dulces y postres.

7.  Ejercítese. Puede tomar vacaciones pero nunca de los ejercicios. Su cuerpo lo necesitará más que nunca. Mantengalos.