Es verano, disfrute sin contratiempo

Los niños colombianos son los segundos más felices del mundo, según datos del proyecto Children's Worlds,
Los niños colombianos son los segundos más felices del mundo, según datos del proyecto Children's Worlds,

Los niños están de vacaciones escolares, las temperaturas están muy elevadas, el sol candente… en fin, el tiempo se hace propicio para salir a algún lugar donde se pueda disfrutar de un buen chapuzón con los más pequeños del hogar.

Pero, ¿ha tomado usted las medidas de seguridad para disfrutar sin ningún contratiempo con sus niños? De no ser así, aquí le ofrecemos una pequeña lista de cosas por hacer antes y durante su viaje.

Medidas. Cuando se viaja con niños, siempre es importante tomar ciertas medidas de precaución. Entre las principales suelen estar:

Protección. Como la piel de los niños es muy delicada y el sol muy candente, se debe tener extremo cuidado con la insolación. Para evitar problemas con su piel por los rayos solares, se debe tener a mano un buen bloqueador solar.

Salvavidas. Para los chapuzones en el agua, los niños deben ir con sus salvavidas; además, mientras se mantengan dentro de la playa o piscina deben estar supervisados en todo momento por un adulto.

Hidratación. El intenso calor que se encuentra en el ambiente produce mucha sed en los niños, es por ello que se debe tener suficiente líquido para mitigar el calor y evitar una posible deshidratación.

Supervisión. Procure mantener a la vista en todo momento a sus pequeños y más aún si en su lugar de destino hay muchas personas.

Personal de seguridad. Mantenga ubicados en todo momento a los representantes de seguridad del lugar para dar rápida respuesta a cualquier eventualidad; pero además recuerde tener a mano su botiquín de primeros auxilios.

Alimentación. Si usted tiene niños que aún requieren leche de fórmula, procure llevar varias cantidades extras. En el caso de los más grandes, tenga siempre a mano algo para picar. También opte por llevar frutas refrescantes para comer entre horas.

Vestimenta. Esta dependerá de los gustos de los padres. Pero usted puede considerar el uso de gorras, lentes y camisetas de nylon, que son ligeras y se secan rápido. Además, recuerde llevar varios cambios de ropa, así evitará que se queden mojados por mucho tiempo.

Calzados. No es correcto que los niños se paseen por la arena de la playa o por el piso de la piscina sin calzado, debido a todo lo que esto supone. En la arena puede haber botellas rotas u objetos cortopunzantes, y en el caso de la piscina, el piso puede ser resbaladizo.