Escándalo amenaza papel del Banco Mundial

http://hoy.com.do/image/article/301/460x390/0/A4F7AB14-1FE3-47A6-9CB7-17DE749AE365.jpeg

Por Krishna Guha y Eoin Callan
En Washington

La agencia independiente encargada de valorar la efectividad del Banco Mundial emitió una abrasiva acusación al liderazgo de Paul Wolfowitz, advirtiendo que la situación en el banco constituye un riesgo “de daños irreparables a los esfuerzos de alcance mundial en la reducción de la pobreza y el desarrollo sostenible”.

En una declaración formal vista por el Financial Times, que la junta directiva del BM considerará esta semana, el Grupo Independiente de Evaluación (GIE) pidió “cambios rápidos en la administración y un esfuerzo concertado para restablecer la credibilidad”.

La presión sobre Wolfowitz para que renuncie como presidente del Banco se intensificó ayer, cuando 42 de sus ex ejecutivos le pidieron que renunciara, en una carta abierta publicada en el FT. “Sólo hay una forma para que el señor Wolfowitz impulse la misión del Banco: su renuncia”, dice la carta.

El llamado se produce cuando la junta se prepara para llegar a un criterio sobre si Wolfowitz violó las reglas o la ética del BM cuando ordenó a su jefe de recursos humanos que le asignara a Shaha Riza un gran aumento en su salario, como parte de un paquete de traslado temporal.

El GIE dijo que la situación podría con el tiempo complicarle la situación al BM para recaudar fondos para el desarrollo y reclutar personal. Advirtió que la “capacidad del equipo –en particular, los que trabajan en países clientes– para llevar su interacción diaria con los clientes, además de la capacidad de la institución en atraer socios, se está desgastando”.

La declaración refleja la intensa preocupación dentro de los equipos del banco en los países del mundo en desarrollo, cuyos muchos gerentes dijeron que ahora se burlan de ellos cuando hablan de la necesidad de enfrentar los problemas de gobernabilidad.

El GIE subrayó lo que dijo fueron “graves violaciones de políticas de recursos humanos en ciertas instancias, lo cual crea duplicidad de normas y lastra la capacidad del Banco de involucrarse con los clientes sobre problemas de gobernabilidad”.

También falló en “una creciente falta de transparencia en la aplicación de [las] políticas de desarrollo del Banco, por ejemplo, en población, cambio climático, gobernabilidad y anti-corrupción”, y criticó la existencia de “líneas paralelas de autoridad y de pasar por alto esas líneas” dentro del Banco.

La junta tomará en serio la declaración del GIE. Es probable que los defensores de Wolfowitz digan que no es verdaderamente independiente, porque el grupo de evolución está integrado por empleados del BM en trabajos por traslado temporal. No obstante, su jefe, Vinod Thomas, no tiene historial de choques con el presidente del Banco. La amplitud de la oposición a Wolfowitz, entre las personas conectadas con el Banco Mundial, está libre de la presencia de altos ex funcionarios de la institución entre los signatarios de la carta – incluyendo a Shengman Zhang, el número dos de Wolfowitz durante su primer año en el Banco, otros dos ex directores administrativos y 18 ex vicepresidentes.

La lista de signatarios contradice el argumento de que la oposición a Wolfowitz solo viene de la izquierda y de fuera de Estados Unidos. Una quinta parte de los signatarios son estadounidenses – a la par con la proporción de estadounidenses en altos puestos del Banco– y la lista incluye defensores del libre mercado, como Meter Woicke y Gerard Caprio.

Los ex jefes del Banco dicen que a menos que Wolfowitz se marche ahora, la “efectividad [del Banco] como institución para el desarrollo y su credibilidad como fondo de recursos de la comunidad internacional para combatir la pobreza”, se verá “fatalmente comprometida”.

VERSION AL ESPAÑOL DE IVAN PEREZ CARRION