Escapadas navideñas inolvidables en Moscú

2C_¡Vivir!_21_1,p04

Pasear por las ferias navideñas de Moscú, descubrir Uzbekistán o disfrutar de maravillas naturales de la Patagonia son algunas de las mejores propuestas para despedir un año y recibir al siguiente de una manera diferente.
Escaparse de viaje en las vacaciones de Navidad puede ser una idea excelente si se elige el destino con acierto y se planifica la escapada con suficiente antelación.
Fenómenos únicos de la naturaleza, como auroras boreales, ciudades cubiertas de nieve o leyendas orientales ¡le esperan!
Debe tener en cuenta que las fechas navideñas son “temporada alta”, con precios más elevados de hoteles y de viajes, por lo que la primera pregunta que se plantea el viajero navideño es ¿con qué antelación se recomienda contratar las vacaciones para conseguir un ahorro en los costes?
“Cuanto antes se contrate, mucho mejor, ya que así los agentes locales pueden afinar más para encontrar el viaje y el alojamiento específico que solicitan los viajeros”, responde a Efe Eric La Bonnardière, director ejecutivo (CEO) de Evaneos (www.evaneos.es) plataforma en línea que permite a los viajeros contratar viajes hechos a medida con expertos locales.
La Bonnardière recomienda contratar con al menos cuatro meses de anticipación, aunque también depende de los destinos y alojamientos. “Por ejemplo, algunos safaris en Botsuana se reservan con más de ocho meses de antelación”, indica. Él recomienda cinco destinos especiales.
Argentina, un enorme paraíso. Tomar el avión, aterrizar en Buenos Aires y recorrer la ciudad del tango. Continuar el viaje admirando las cataratas de Iguazú, y disfrutando de las maravillas naturales de Bariloche y El Calafate.
Visitar, con un coche de alquiler, Piedra del Águila, “un pintoresco lugar situado en las cordilleras en las que, el 14 de diciembre de 2020, se podrá observar un eclipse de sol, que será visible en varios países suramericanos”.
“Este es un plan alternativo y aventurero que combina las temperaturas veraniegas de la capital argentina y el frío de los glaciares patagónicos”, indican desde Evaneos.
En Argentina La Bonnardière recomienda visitar Estancia Cristina, en el extremo del Canal de Cristina en la costa noroeste, en el Parque Nacional Los Glaciares. “Es un lugar remoto e ideal para vivir la experiencia de estar en una casa de campo colonial de estilo patagónico, para olvidarse de todo y disfrutar de las mejores vistas de los glaciares”, recalca.
Un cuento ruso de Navidad. Aunque las Navidades se celebran más tarde, según el calendario ortodoxo, durante los últimos días de diciembre es posible vivir el ambiente navideño de la Plaza Roja de Moscú, con la mayor feria navideña de Rusia, y disfrutar de sus pistas de patinaje.
Este cuento navideño continúa hacia San Petersburgo, donde la nieve ya ha dejado caer varios copos en sus impresionantes monumentos, creando un paisaje mágico que invita a pasear, refugiarse en sus cafés y restaurantes para disfrutar de la gastronomía típica y vivir momentos únicos, como un espectáculo de ballet de El Cascanueces, según Evaneos.
“Una actividad muy curiosa en Rusia es degustar una barbacoa en el bosque, también llamada “shashlik”, compuesta por brochetas de carne de ternera, pollo o cerdo, marinadas y cocinadas a la parrilla”, según La Bonnardière.
Despedir el año mirando al cielo en Escocia. Conducir siguiendo el rastro de la aurora boreal por la North Coast 500 y contemplar este fenómeno natural, atravesando los paisajes más espectaculares de Escocia hacia las Highlands y durmiendo en la zona del misterioso Lago Ness, es lo que propone el agente de Evaneos en Escocia, que recomienda pasar 12 días visitando el país, sin olvidar su capital, Edimburgo; los castillos medievales alrededor del Lago Lomong y lugares para quedarse con la boca abierta, como la Isla de Skye o la península de Apple Croos.
“En Escocia también puede ser una buena idea, (yendo muy bien equipados para protegerse del frío) hacer una ruta por el sendero Southern Upland Way, que está entre las mejores del mundo y permite disfrutar de unos paisajes espectaculares”, sugiere La Bonnardière.
Leyendas de Uzbekistán. Situado en la Ruta de la Seda, Uzbekistán es una combinación muy especial de las culturas rusa y oriental. Allí la Navidad se celebra con una gran fiesta, sobre todo para fin de año, y con abundante comida.
Evaneos propone una ‘master class’ de preparación de Manti (pasta rellena muy popular) con su posterior degustación, en una estancia de 6 días en los que también se puede disfrutar de la ciudad de Samarcanda y su famosa plaza central, explorar los mausoleos y fortalezas de Burjará y admirar sus mezquitas.
Una experiencia uzbeka imperdible es “una expedición de turismo de conciencia”, dice La Bonnardière. Visitar el Mar de Aral, que antes era uno de los cuatro lagos más grandes del mundo y hoy, debido a la intervención humana, es un desierto, ya que perdió el 90 % de su tamaño original”.
Maravillas islandesas con los “Peques”. El país de hielo, como se conoce a Islandia, puede parecer difícil de visitar en invierno y más con niños, pero la experta local de Evaneos propone un itinerario adaptado para poder disfrutarlo.
El recorrido empieza en Reikiavik, desde donde se visita el Círculo Dorado, disfrutando de sus cascadas y los famosos baños termales de Blue Lagoon, e incluye visitar el glaciar más grande de Islandia y adentrarse en una cueva de hielo.
“Los niños alucinarán en el sur, con la playa de arena negra de Vík y los acantilados de Dyrhólaey”, según esta agencia de viajes.
Islandia. La Bonnardière aconseja visitar el campo de lava petrificada de Dimmuborgir, un lugar ¡alucinante!