Escéptico sobre intervención en mercados cambiarios

http://hoy.com.do/image/article/281/460x390/0/982C0341-C388-4AF3-B4FE-92DC48D66E64.jpeg

FRANCFORT, Alemania (AFP).- El presidente de la Reserva Federal norteamericana, Alan Greenspan, afirmó este viernes que la intervención de los bancos centrales en los mercados cambiarios sólo tiene un impacto “limitado”, en momentos en que el euro acaba de batir récords frente al dólar.

   Al ser consultado en un coloquio financiero en Francfort sobre la eficacia de las intervenciones de los bancos centrales, Greenspan declaró, poniendo como ejemplo al Banco de Japón, que tienen una influencia “claramente visible”, pero “limitada” y “no de importancia excepcional”.

   “Las intervenciones de gran amplitud no producen efectos muy importantes en el alza (del dólar) a largo plazo”, dijo.

   Hasta marzo pasado, el Banco de Japón intervino masivamente, sin demasiado éxito, en el mercado cambiario para impedir una apreciación demasiado fuerte del yen frente al dólar.

   Según el responsable estadounidense, se debe al “elevado grado de sofisticación de los mercados” que diluye los efectos de este tipo de intervenciones en los cambios de divisas.

   Al ser consultado sobre la necesidad que tiene la Reserva Federal estadounidense de que el Banco Central Europeo (BCE) y el Banco de Japón mejoren su coordinación, Greenspan se declaró nuevamente escéptico. “No creo que tengamos que hacer más”, dijo, añadiendo: “Ya hacemos suficiente”.

   En contraposición, muchos expertos, sobre todo en Europa, son partidarios de que los principales bancos centrales intervengan de forma concertada para frenar la subida del euro frente al dólar.

   Esta intervención no es posible sin el respaldo de la poderosa Fed, según los economistas. Además es bastante improbable, porque el BCE no parece entusiasmado por intervenir en el mercado de cambios.

   El gobernador del Banco de Grecia y miembro del consejo de los gobernadores del BCE, Nicholas Garganas, consideró “preferible dejar que los mercados decidan sobre la evolución de las tasas de cambio”.

   El BCE no ha intervenido directamente en el mercado de cambio desde el otoño boreal de 2000.