Escritor sugiere a gobernantes imitar modelo político de Dios

P4

El reverendo Ángel Salvador Sánchez ve la solución a los males que afecta a la sociedad en nuestros días, a la implementación de un gobierno de acuerdo a los parámetros de Dios, establecidos en la Biblia.
El escritor propone en su nuevo libro Modelo Político de Dios, imitar el estilo de vida establecido en las escrituras bíblicas, que promueven la igualdad de derechos y la aplicación de justicia para todos sus integrantes.
Sánchez, en su noveno escrito trae al presente lo que reseña el libro de Hechos, sobre lo ocurrido en la ciudad de Jerusalén donde ninguno se creía ser dueño de nada, sino que tenían todas las cosas en común. Para él, lo que aconteció en esa tierra fue una pequeña muestra de lo que deberá ser en el futuro un gobierno universal.
Cree que la desigualdad, la falta de justicia, la miseria y otros males que atacan la sociedad en estos tiempos, es porque la gente se ha apartado de las enseñanzas que estableció Dios.
El modelo de gobierno actual, dice, dista mucho de lo instaurado por Dios, pues se gobierna para amigos y un grupo, y no por la ley.
Expresa esos grupos se sienten asegurados, porque no importa que cumplan o no con las normas, no tendrán consecuencias.

Sostiene que algunas recomendaciones de Dios a los gobernantes de aquella época continúan vigentes hoy, y que la Biblia, que establece la autoridad para los gobernantes, también dicta los deberes del ciudadano.

Dios y la justicia. En el texto trae al momento, cómo de acuerdo a las escrituras bíblicas, se escogían las autoridades, sobre todo lo que tenía que ver con la justicia.
El poder judicial en el modelo de Dios, dice, constituyó uno de los pilares de la nación hebrea, que contemplaba un sinnúmero de reglas de cumplimiento obligatorio, o de lo contrario, un castigo.
Temas tan complejos, como se ha vuelto en estos días en el país la selección de los jueces, son abordados. Se destaca que era en el pueblo donde residía el poder de escoger sus jueces.
Se recuerda en tiempos de Moisés, este instruyó a las tribus a escoger hombres sabios, inteligentes y experimentados y que ordenaba a los escogidos a dictar sentencias, no hacer distinción de personas ni tenerle miedo a nadie.

Para el escritor esta es una muestra de que Dios apoya la libre elección, observándose algunas cualidades.
En sus reflexiones finales el autor, quien cree que el modelo actual de nuestra sociedad es el resultado de no tener la sabiduría para invitar a Dios a vivir en su corazón, asegura que para tener políticos de integridad hay que poner la filosofía de Cristo como estilo de vida.

Asegura que los modelos de los Gobiernos prosperan o fracasan, según el lugar que hayan decidido darle a Dios en su estructura.

Según su planteamiento, ante Dios tanto ciudadanos como gobernantes tienen igual condición; ninguno es superior.

Sánchez es autor de los libros Las Drogas y los Adictos, Manual Curativo, Solución a la Violencia con Guerra de Amor y Justicia; Teología de los Derechos Humanos.
El libro, disponible en la Feria Internacional del Libro, en el pabellón de la Universidad Evangélica.