Espacio de trabajo en casa

27_01_2016 HOY_MIERCOLES_270116_ ¡Vivir!4 C

Actualmente las condiciones de trabajo van cambiando, cada vez más a menudo hay personas que trabajan a tiempo completo desde casa.

Esto nos lleva a que eventualmente enfrentemos el hecho de que necesitamos establecer un lugar específico. Aunque no lo creamos, el desorden puede estresarnos innecesariamente.

Entonces ¿cómo adecuar un espacio dentro de la casa sin que se altere la decoración?

Uno de los aspectos que influye en la concentración de tus tareas y tu productividad, es la decoración de ese lugar que reservas para tus actividades de trabajo.
Mucho dependerá de dos cosas fundamentales como qué espacio tienes y qué necesitas, pues no es lo mismo solo usar una computadora a trabajar un espacio de costura o de manualidades.

Te recomiendo que no uses pasillos si con el tiempo lograrás que sea difícil de transitar; puede ser una esquina en tu habitación o un área que pueda aprovecharse en la sala.

Ten en cuenta los muebles necesarios como escritorio, sillas y un lugar para almacenar.

Iluminación. Es preferible que tu lugar de trabajo se sitúe donde puedas recibir abundante luz natural, cerca de una ventana. Si no cabe esa posibilidad, ten presente que necesitarás, al menos, dos puntos de luz. Uno por encima, que venga del techo por ejemplo, y uno más dirigido cerca al área de desarrollo del trabajo que puede ser una lamparita de pie o ajustable en el escritorio.

Almacenamiento. El almacenamiento puedes resolverlo de muchas maneras: un armario, un módulo de gavetas..

Si necesitas cajones hoy los encuentras independientes de muchos materiales y acabados, o puedes decorarlos o restaurarlos tú misma.

Colores. Los colores neutros son los más acertados para un lugar de trabajo.
Si tu espacio es reducido, los colores claros te proporcionarán la sensación de amplitud.

Si te inclinas por los colores brillantes, asegúrate de usarlos sólo como acentos de color en objetos como cuadros o algún mueble.

Complementos. Para tus detalles no te limites al escritorio, puedes usar repisas en las paredes para colocar calendarios y cosas personales que te alienten como letreros de inspiración y esas cositas que personalizan tu espacio.

Un área de trabajo pensada para ti puede ser una gran diferencia a la hora de optimizar los resultados esperados.