Espaillat Nanita: Revisión contratos resolvería déficit

http://hoy.com.do/image/article/35/460x390/0/99347FCE-DAB5-48FA-AE60-B7C494E13354.jpeg

POR LEONORA RAMÍREZ S.
Mediante la revisión de los contratos de las empresas eléctricas es que el gobierno tiene que resolver el déficit financiero de ese sector, y no con el incremento de la tarifa energética, afirmó ayer el ingeniero Leopoldo Espaillat Nanita.

El equipo económico del gobierno anunció la semana pasada que, como parte de las negociaciones con el Fondo Monetario Internacional (FMI) previas a la firma del acuerdo Stand by, será reajustada la tarifa eléctrica y se focalizará el subsidio a los que consuman menos de 200 kilovatios/hora al mes.

“El Presidente Leonel Fernández se comprometió a revisar los contratos de donde partió toda la distorsión de la capitalización, ahí es que está el meollo del problema porque el gobierno no puede seguir pagando una cuenta de generación que se fundamenta en cálculos equivocados, que alteran a su vez a la tarifa”, afirmó Espaillat.

Asimismo, expresó que las cuentas no conciliadas demuestran que donde se dice que el Estado debe es al revés, “ahí es que tiene que concentrarse el gobierno, porque no puede plegarse a que la solución se busque en el bolsillo de los dominicanos”, refirió Espaillat Nanita.

El déficit del sector eléctrico, integrado por las empresas Edeste, Edenorte y Edesur, es de US$600 millones, y el FMI espera que las autoridades lo reduzcan a US$250 millones.

La deformación contractual, expresó, está obligando al pueblo dominicano a pagar el doble de la energía de Puerto Rico, país que tiene la misma estructura de generación que República Dominicana, sustentada en viejas plantas térmicas, “pero allá está bien administrada y en manos del Estado”.

Espaillat consideró que las autoridades prefieren aumentar la tarifa del servicio eléctrico, en vez de revisar los contratos, porque hay una disyuntiva entre funcionarios del gobierno que apuestan por dejar el sistema como está, y otros por renegociar los acuerdos comerciales.

Desde el 2003 el gobierno dominicano gestiona un convenio con el FMI para enfrentar la crisis económica que provocó, principalmente, la quiebra de los bancos Mercantil, Bancrédito, y el Banco Intercontinental, y en adición la devaluación de peso dominicano.

El convenio, que posibilitará préstamos de aproximadamente US$1,000 millones de parte del FIM y otros organismos, abarca aspectos de política fiscal, financiamiento externo, fortalecimiento del sector bancario, y estrategias para enfrentar la crisis del sector eléctrico.

A raíz de la capitalización de ese servicio, iniciada en 1999, las empresas EDENORTE y EDESUR, filiales de la empresa española Unión Fenosa, así como EDESTE, cuya propietaria era AES Dominicana (ahora lo es TCW Energy Advisors) se encargaron de la distribución de energía con la meta de eliminar los históricos apagones.

“Pero la capitalización fue un rotundo fracaso porque no se eliminaron los apagones, no se redujo el costo de la energía ni se eliminó el subsidio”, consideró Espaillat Nanita.

El Presidente Fernández advirtió la semana pasada que el 2005 será un año difícil en materia de energía.