España, segundo país europeo con mayor uso de formas atípicas de empleo

Empleo

Ginebra. España es el segundo país europeo con mayor preponderancia de formas atípicas de empleo, es decir contratos temporales, a tiempo parcial o a través de agencia que, en muchos casos, no aseguran los mismos derechos que si los empleados tuvieran un trabajo fijo e indefinido.

Así se desprende del informe “El empleo atípico en el mundo- retos y perspectivas” publicado hoy por la Organización Internacional del Trabajo (OIT) y que analiza las formas de empleo que difieren del contrato fijo e indefinido al cien por cien de carga horaria.   “España solía ser el líder en las formas atípicas de empleo en Europa, aunque recientemente ha sido sustituido por Polonia”, afirmó en rueda de prensa Janine Berg, principal autora del estudio.

El texto expone que en España se pueden encontrar todas las formas de empleo atípicas- temporal, a tiempo parcial, temporal a través de agencia, subcontratación, trabajo por cuenta propia dependiente y otras relaciones ambiguas.   Sin embargo, una de las categorías preponderantes es la de tiempo parcial, que existe desde hace más de treinta años, cuando se desreguló el mercado laboral y se comenzó a usar de forma desproporcionada.

“Antes de la crisis, el 30 por ciento de los trabajadores tenían contratos temporales y después cayó, básicamente porque la gente empezó a perder sus trabajos”, explicó Berg, haciendo énfasis en el hecho de que el porcentaje no ha disminuido porque los trabajadores hayan logrado un contrato indefinido, sino más bien al contrario, porque han perdido el temporal.   “Este hecho demuestra el gran problema de que con un contrato temporal es más fácil destruir empleo porque simplemente el contrato no se renueva”.   La experta recordó que los trabajos temporales afectan especialmente a los trabajadores jóvenes con las consecuencias socioeconómicas que se derivan.