Espía israelí podrá optar por libertar condicional en noviembre en EE.UU.

265430_10978750w

Washington. El espía israelí Jonathan Pollard puede ser liberado en EE.UU. a partir de noviembre, cuando podrá optar por la “libertad condicional anticipada”, algo que, de concretarse, satisfaría un reclamo clave de Israel en un momento de tensiones bilaterales por el acuerdo nuclear con Irán.

“En noviembre de 2015, Pollard podrá optar a la libertad condicional anticipada”, que supone la liberación de un reo antes de completar su condena bajo ciertas condiciones, dijo hoy a Efe una fuente del Departamento de Justicia, que pidió el anonimato.

Pollard, un judío estadounidense que obtuvo la nacionalidad israelí cuando ya estaba en prisión, fue detenido en 1985 por espionaje y condenado a cadena perpetua en 1987, pero los términos de su sentencia estipulan que puede ser liberado 30 años después de su arresto, siempre que no lo impida una comisión del Gobierno.

Esa entidad, llamada Comisión de Libertad Condicional, solo podría impedir la liberación de Pollard si “determina que ha violado grave o frecuentemente reglas de la institución o que hay una probabilidad razonable de que cometerá algún crimen federal, estatal o local”, de acuerdo con el Departamento de Justicia.

El Gobierno israelí reclama hace años un indulto a Pollard y en 2014 llegó incluso a poner su nombre sobre la mesa durante el fallido proceso de paz con los palestinos que dirigió el secretario de Estado estadounidense, John Kerry. De liberar a Pollard, el Gobierno de Barack Obama se anotaría un importante tanto a favor en su relación con el primer ministro israelí, Benjamin Netanyahu, que se ha debilitado profundamente a lo largo de la negociación nuclear entre Estados Unidos, otras cinco potencias e Irán.