Establecen medidas controlarán agentes

http://hoy.com.do/image/article/105/460x390/0/79E05E79-EFCE-46D6-AEA8-4BC2EACD9190.jpeg

POR DIEGO PESQUEIRA
El jefe de la Policía, mayor general Bernardo Santana Páez, dispuso ayer medidas de seguimiento y control de personal que permitan identificar a los agentes corruptos y expulsarlos de la institución. Las acciones, adoptadas por la plana mayor, se enmarcan en el Programa de Acción Inmediata que procura, además, prevenir que los agentes estén en actividades ajenas a las policiales.

En tal sentido, Santana Páez, se reunió con los 12 generales que dirigen las direcciones en todo el país para instruirle dar seguimiento a todo el personal bajo su mando.

El jefe policial dejó claro que bajo ninguna circunstancia se puede permitir que policías estén en centros de diversión ocasionando problemas y riñas.Recordó a los policías que no pueden visitar centros de mala reputación y mucho menos compartir con delincuentes.

“Hay que tener control del personal, saber dónde se encuentra cada uno de ellos y qué conducta tienen ante la sociedad”, precisó.

En la reunión de trabajo que se prolongó por más de cuatro horas, Santana Páez dispuso que los directores centrales y regionales realicen auditorías sorpresivas de su personal, para comprobar que los efectivos se encuentren en los servicios que se especifican en los archivos de control (Formulario 49 PN)

También se exigirá a los oficiales ejecutivos de las direcciones, campamentos y comandancias monitorear permanentemente la distribución del personal en las compañías, para evitar que lo “vendan o lo escondan”. Además, los oficiales ejecutivos realizarán inspecciones cada (15) días, para de esta forma establecer un contacto con el personal y así percatarse de su estado de listeza.

Instruyó además a su plana mayor sobre la necesidad de orientar al personal en torno al cuidado que deben brindar a sus armas de reglamentos y documentos de identidad policial, ya que existe un alto porcentaje por pérdida, disponiendo además que se advirtiera a los agentes bajo sus mandos que no deben hacer disparos innecesarios o emplear la fuerza de forma desproporcionada en contra de personas o detenidos que no representan peligro inminente a su integridad.

Otros temas tratados por el jefe policial fueron el aumento de la presencia policial en las calles, mediante los servicios de patrullaje; el reconocimiento del personal en base al trabajo, la captación de bachilleres para fines de ingresos a la uniformada e instruir al personal sobre los operativos contra las denominadas motocicletas RX-115 frecuentemente utilizadas para cometer actos delictivos y elaborar temas de interés para orientaciones de los agentes.

Sobre la conducta policial el general Santana Páez estableció alertar sobre casos de policías que participan en actos delictivos y las medidas drásticas que se adoptan en esos casos, orientar a los agentes incautos que viven en barrios marginados para que no sean víctimas de los delincuentes e informar a las tropas sobre el trabajo que realiza la Dirección de Asuntos Internos con relación a las pruebas antidoping para detectar a quienes pudieran consumir estupefacientes.

La reunión se celebró en el salón del Consejo Superior Policial con la presencia del subjefe y el inspector general de la institución generales de brigada Rafael Guillermo Guzmán Fermín y Vinicio A. Hernández Méndez, y a la directora de Asuntos Internos, la mayor general Daysi Liriano Paulino, y el director de la Autoridad Metropolitana de Transporte (AMET), mayor general José Sigfredo Fernández Fadul.

También estuvieron presentes en el encuentro con el jefe policial los generales Rafael Bencosme Candelier (Investigaciones Criminales), Manuel Castro Castillo (Inteligencia Criminal), Simón Díaz (Relaciones Públicas), Raudo Ramírez Comas (Policía Preventiva), Héctor García Cuevas (Distrito Nacional), Leonardo Burgos (Antipandillas), Claudio Peguero Castillo (Policía Cibernética), Tomás Holguín la Paz (Nordeste),  Reynaldo Antonio Moreno (Sur Central) y los demás directores centrales y regionales.