Estadía de encanto en Puerto Rico

http://hoy.com.do/image/article/35/460x390/0/A3FA5ED5-8C1E-4714-9E60-5E0CB87C80D7.jpeg

POR CRISTINA MARRERO
RÍO GRANDE, Puerto Rico.- 
Para suerte de los distinguidos huéspedes, –como han sido Paulina Rubio, Alejandro Fernández y Juan Luis Guerra– dentro del área de la hostería, Sol Meliá hace tiempo tiene espacio muy bien ganado.

Y es que, aunque hasta ahora son los únicos en la isla con su tipo de servicio, nada allí ha sido improvisado. Por eso, el lujo se ostenta con inusual gallardía dentro de la muy cómoda modalidad del “todo incluido”.

De ahí, que los ejecutivos de la cadena sientan orgullo al mostrar cada columna de mármol, o cada trabajo artístico en las exclusivas instalaciones del Paradisus. Y así lo manifestaron durante el coctel de bienvenida ofrecido a integrantes de la prensa dominicana y puertorriqueña.

Esa noche, el salón Puerto Rico abrió sus puertas a las dos culturas caribeñas invitadas, para que disfrutaran de la marcada elegancia de su ambiente, rebosante de luces tenues y pétalos de rosas.   

Como el champán no podía faltar, entre los dedos de cada invitado una copa de cristal contenía la burbujeante bebida. 

Así, con el paso de los minutos –y de las copas-, el nivel de confianza se evidenciaba más. Y cuando José Carrasco, gerente general del Paradisus, se dirigió a los presentes, ya eran pocos los que no se conocían. 

Él, primer ejecutivo dominicano en ostentar tal posición fuera de su país en la historia de la compañía, habló con su evidente acento quisqueyano, y agradeció la presencia del grupo de editoras de los principales medios escritos de su país y a los periodistas puertorriqueños, que fueron invitados para compartir durante el encuentro.

Destacó además el apoyo brindado por el Country Director de American Eagle en República Dominicana, César Castillo, para que el encuentro fuera una realidad.

De igual manera resaltó la participación de Fama Internacional, empresa que maneja la imagen de Sol Meliá Hoteles.

También expresó palabras de agradecimiento, Evelyn Guadalupe, relacionadora pública del resort.

Pero indudablemente, el especial toque boricua lo pusieron los diferentes artistas que amenizaron la noche, con ritmos y estilos tan variados entre sí, como lo fue el popular reggaetón, son, baladas pop, bachata e incluso música cristiana.     

Además, se ofrecieron bocadillos fríos y calientes, que dejaron al descubierto la excelencia culinaria que seguro está representada en una de las cinco estrellas del Paradisus.