Estado debe iniciar un proceso para  establecer la contabilidad patrimonial

El Estado debe iniciar un proceso para lograr la contabilidad patrimonial, condición indispensable para asegurar el control financiero en las instituciones públicas, mayor transparencia y un cambio de moral de sus incumbentes.
Así lo afirmaron los directivos de la firma de gestión de riesgo corporativo  BDO, quiejnes destacaron que es necesario que el Gobierno presente un estado financiero consolidado de todas sus instituciones como lo tienen otros países, como  los Estados Unidos, donde existe un solo reporte.

Resaltaron que los organismos internacionales están exigiendo que se cumpla con normas de  contabilidad internacional y además la contabilidad patrimonial es un requisito de los donantes de fondos, que confieren dinero cuando hay condiciones propicias para que esos recursos tengan un efecto como el esperado y que se pueda cuantificar y medir el impacto.
 
También expresaron que la importancia de tener un marco  conceptual único y de referencia global, es que se puede comparar el estado financiero de un país con otro y de una institución con otra.

Destacaron que existe la Dirección General de Contabilidad Gubernamental y se han hecho intentos para consolidar las cuentas, pero se ha avanzado poco y hasta que no se tenga contabilidad patrimonial, que es la base de control, sigue siendo débil porque las auditorías externas que realiza la Cámara de Cuentas y otros auditores o firmas están limitadas.

Indicaron que lo primero que se necesita es que la Dirección General de Contabilidad Gubernamental, la cual fue creada en virtud de la ley 126, adopte la perspectiva  para establecer los sistemas contables de las instituciones públicas, por lo menos con una meta de que dentro de 10 años haya una contabilidad patrimonial en el Gobierno.

 El socio presidente de BDO, Genaro Soriano Guzmán, resaltó que establecer la contabilidad patrimonial tarda muchos años, pero se debe empezar. Citó el caso de Estados Unidos donde su implementación se tardó 20 años. Pero también está el caso de países como Panamá, que están reformando su ley de contabilidad, donde se está adoptando las leyes internacionales de información financiera para el sector público.