Estado Islámico critica a Al Qaeda y pide a sus seguidores en Magreb desertar

terroistas

Rabat. La organización terrorista Estado Islámico (EI o Daesh, según el acrónimo árabe) ha hecho públicos varios vídeos en los que critica la actuación de Al Qaeda en la región del Magreb y pide a sus seguidores desertar y unirse a sus filas.

Daesh difundió cuatro vídeos en las redes sociales enfocadas a varios países del Magreb, concretamente Marruecos, Argelia, Túnez y Libia, en los que aparecen varios jóvenes con caras descubiertas y que aparentemente proceden de estos países por su acento.   Los vídeos tienen como punto común las amenazas dirigidas a los regímenes de estos países y una incitación a los jóvenes a incorporarse al Daesh.

Las grabaciones van acompañadas de imágenes de los jefes de Estado de varios países magrebíes como las del presidente tunecino, Beyi Qaid Essebsi, en un acto oficial o la del rey de Marruecos, Mohamed VI, en un encuentro con el presidente francés, François Hollande, o durante la ceremonia de pleitesía.

En uno de los vídeos interviene un joven combatiente con el alias de Abu Walid al Magrebi en el que critica la “política general” de Al Qaeda de no dirigir atentados contra las instituciones de los gobiernos surgidos en estos países tras la llamada primavera árabe.   “¿Por qué Ayman Zawahiri (líder de Al Qaeda) os pide que no ataquéis al Ejército y policía tunecina cuando no actúen contra vosotros?”, criticó el combatiente que posa con un Kaláshnikov, mientras pidió a los partidarios de Al Qaeda desertar e incorporarse al Daesh.

El experto marroquí en asuntos estratégicos, Musaui Ajlaui, minimizó hoy, en una entrevista con el diario “Ajbar al Yaum”, el alcance de las amenazas de Daesh a los países magrebíes, concretamente a Marruecos y Argelia, debido a la “limitada influencia operativa” de este grupo terrorista en estos países.

Según Ajlaui, el Estado Islámico intenta establecer “un equilibrio psicológico” con Al Qaeda que, según el experto, ha adquirido recientemente más fuerza en la región del Magreb o el Sahel por los ataques que perpetró en varios lugares o las alianzas que firmó con otros grupos extremistas locales.