Estados Unidos despide a su adversario de medio siglo

27_11_2016 HOY_DOMINGO_271116_ El Mundo9 B

WASHINGTON. – Estados Unidos despertó ayer sin su némesis de medio siglo, Fidel Castro, un adversario que durante cinco décadas fue rival indomable de la Casa Blanca aunque vivió lo suficiente para ser testigo de la histórica reaproximación entre los dos países. Con su muerte se cerró un capítulo que marcó de forma definitiva la historia del continente en el siglo XX.
Fidel atormentó y se enfrentó a numerosos presidentes estadounidenses, empezando con el republicano Dwight Eisenhower (1953-61). Castro condujo la resistencia a la invasión a Cuba por parte de exiliados entrenados por Estados Unidos, en 1961, y al año siguiente estuvo en el epicentro de uno de los momentos críticos del siglo XX, la llamada crisis de misiles.
El líder cubano fue el objeto de diversos planes para su ejecución elaborados por órganos de la inteligencia estadounidense, como lo confirmó una comisión del Senado en 1975.
Alejado del poder desde 2006, Fidel expresó su desconfianza sobre el proceso de reaproximación diplomática con EEUU, aunque esa cautela se limitó a escritos en la prensa y nunca obstaculizó negociaciones.
Para Michael Shifter, presidente del grupo de análisis Diálogo Interamericano, de Washington, Fidel “fue una figura central del siglo XX, una de esas figuras más grandes que la propia vida, y cuyo legado será discutido por años y años”. Fidel “aprobó la reaproximación con Estados Unidos de forma cautelosa. Ahora podemos esperar menos resistencia dentro del gobierno cubano a esta apertura”.