Están alarmados por muertes bebés maternidad la Altagracia

28_09_2016 HOY_MIERCOLES_280916_ El País8 E

La muerte de 337 recién nacido en lo que va de año y las deplorables condiciones en que está sometida la estructura de la Maternidad Nuestra Señora de la Altagracia llevó ayer a que el Colegio Médico Dominicano (CMD) la declarara en estado de emergencia.

Desde enero a agosto de este año, la media de muertes mensual fue de 55 defunciones, dijeron los médicos denunciantes.

Sin embargo, la directora de la más importante maternidad de Santo Domingo aseguró que el centro es funcional y que nacen cada día 60 niños.

La doctora Jocelyn Sánchez no niega las precariedades, pero asegura que el centro trabaja para mejorar la calidad del servicio y pide se aceleren los trabajos para concluir la remodelación.

Los doctores Miguelina Pérez, Xenia Castillo, Emigdio Liria, Luis Rojas, Francisco Gómez, Teresa Valdez y José Manuel Tejada, responsabilizaron a la Oficina de Ingenieros Supervisores de Obras del Estado (Oisoe) del desorden que impera en el centro.

La mortalidad neonatal es alta, pero el doctor Luis Rivera, director de Perinatología aseguró que 24 niños estaban ingresados el día de ayer, pero que no tienen espacios para más. Dijo que falta más incubadoras, que es un problema para el país, pero que ellos hacen lo que pueden.

Datos. En el mes de enero fallecieron 40 bebés, en febrero 38, marzo 44, abril 22, mayo 33, junio 54, julio, 51 y agosto 55, dijo la doctora Castillo a los periodistas
Los médicos denunciante aseguraron que cuatro y cinco mujeres están acostadas en la misma cama, mientras en el área perinatal la sobredemanda es de hasta 140%.

Castillo dijo que es tan grave la situación de espacio y falta de camas en la maternidad que cuando muere un recién nacido, acuestan al otro de emergencia, hasta sin lavar la cuna o incubadora. Hasta 40 niños esperan que se vacíe una incubadora, dijo Castillo.
En números brutos, en lo que va de año han muerto 337 bebés, pero el doctor Rivera asegura que la mortalidad neonatal e infantil no se contabiliza como si los pequeños fueran plátanos o cosas.

Insistió que se toma en cuenta la población que atiende el centro, la cantidad de nacimientos y el grado de gravedad con que son ingresados y se habla en términos de tasa, se mide por cada mil nacidos vivos.

La maternidad luce hacinada, la comida para pacientes y el personal se hace en un furgón, mientras el primer piso del centro está en proceso de reconstrucción desde hace tres años.

Los médicos aseguran que de 12 quirófanos solo funcionan tres y es necesario enviar a esterilizar la ropa de cirugía fuera, pues la central de esterilización está fuera de servicio.

En la actualidad, dicen, la maternidad funciona en menos de un 50% de su capacidad, pero no es responsabilidad de la directora, es que el hospital no ha sido priorizado a pesar de su importancia.

Cinco parturientas con sus recién nacidos se exponen diariamente a todo tipo de contaminación por falta de espacio y camillas.

Falta de higiene, gente apretujada, falta de ropa quirúrgica para el área de parto, son solo algunas de las necesidades identificadas por los médicos.

Tal es la necesidad del centro que la dirección se ha visto en la necesidad de improvisar un área de parto, lo mismo que un espacio para los recién nacidos.

En algunas áreas donde los recién nacidos reciben asistencia inicial, los pequeños deben permanecer hasta por 72 horas, a expensas de que se contaminen.

Al respecto, las autoridades del centro aseguraron que están repletos de pacientes, debido a que niños y parturientas llegan desde todo el país y en Santo Domingo está cerrado en hospital Luis Eduardo Aybar.

Mostraron que el centro tiene medicamentos y que no es cierto que a las mujeres se les realicen legrados sin anestesia, como denunció el doctor Francisco Gómez, quien fue en el pasado director de esa maternidad.

Quejas Las diferencias políticas salieron a relucir ayer, dos enfermeras con simpatías por el partido de Gobierno preguntaron a los médicos que hicieron la denuncia que cuál era su aporte para resolver el problema.

Además, aseguraron que si los médicos estuvieran a tiempo en su trabajo, la situación sería diferente.

Otra enfermera aseguró que los denunciantes son cercanos al Partido Revolucionario Moderno (PRM).

Ante la denuncia de las precariedades y la alta mortalidad materna e infantil, una parte del personal se negaba a admitirlo.

Pensionados Las autoridades aseguran que las denuncias provienen de médicos que quieren el centro y les importa, pero asegura que ya son profesionales que están de retiro, porque fueron pensionados recientemente.

No es la primera vez que el grupo de médicos hace la denuncia sobre las carencias del hospital, en este año lo han hecho dos veces.

La Oficina de Ingenieros Supervisores de Obras del Estado ha dicho que la maternidad se encuentra entre los centros priorizados, dada la alta presencia de mujeres que reciben servicios.

La realidad. Esta maternidad tiene una alta incidencia de embarazos en adolescentes y partos prematuros, lo mismo que cesáreas.
Las mujeres llegan en estado deplorable desde las provincias lejanas a la capital y hasta desde Haití, aseguran los médicos que hicieron la denuncia.