Estilos libres  para adolescentes exigentes

http://hoy.com.do/image/article/302/460x390/0/626E6243-784C-4F5F-A7F6-5A6579295698.jpeg

Las marcas de ropa mundiales están atentas a esas exigencias y crean en cada temporada diseños adecuados, especialmente en el campo de lo sport y lo casual.

Por ROSARIO TIFÁ
Desde muy niñas las adolescentes se han acostumbrado a la idea de vestir como mamá, postura asumida ante el auge de las tendencias internacionales que cada día son más absorbentes y diversificadas.

Ese contagio llega también a los varones que desean convertirse en “mayores” utilizando una ropa cómoda y elegante, especialmente en el aspecto deportivo y casual, dejando a un lado esos diseños aniñados que chocan con una postura conductual que busca más libertad.

Las jovencitas se convierten en mujeres jóvenes al vestir, siempre guardando la distancia, al exhibir prendas confeccionadas con el diseño y los elementos propios de un vestuario quizás adelantado a su edad.

En ese sentido, ya no se observan niñas con edades que sobrepasan los 12 años, vestidos de faldas anchas,  grandes mangas y lazadas así como sutiles grabados.

Esas piezas han sido desde hace tiempo sustituidas por conjuntos de pantalones de todos los géneros, blusas, t-shirts, vestidos clásicos  y combinaciones de piezas que le dan un toque de mayor edad. Algo sucede  casi igual en el aspecto de la ropa formal.

Las marcas de ropas mundiales están atentas a esas exigencias y crean en cada temporada diseños adecuados, especialmente en el campo de lo sport y lo casual.

Sus diseñadores interpretan justamente el sentir de esa nueva cosecha de jóvenes y una de esas firmas es Tommy Hilfiger, cuya política es trabajar bajo parámetros de diseños y calidad cercanos al gusto de la calle, pero como afirma el propio Hilfiger con “un poco de ilusión”.

Sus propuestas informales se distinguen, además, por la comodidad y facilidad de combinación expresada en cada una de las piezas.

Otra de esas firmas lo es Aéropostale que se inclina por el área muy juvenil y sport, con un común denominador de que ambas son de facturación americana.