Estima bajo número maestros con doctorado en el Caribe

http://hoy.com.do/image/article/301/460x390/0/825DFBBC-4448-42BA-9D50-A37329019F26.jpeg

POR ODALIS MEJIA
El director del Programa de Becas en Universidades Estadounidenses para Latinoamérica (LASPAU por sus siglas en ingles), Craig E. Hastings, estimó en menos de 10% la cantidad de los docentes de educación superior que poseen doctorado en toda la región, porcentaje que considera bajo con relación a la mayoría de las naciones del mundo.

Señaló que en el caso particular de la República Dominicana muchos profesores enseñan nada más con una licenciatura. Mientras que en los Estados Unidos, la mayoría de las universidades exigen doctorado a sus profesores de tiempo completo.

 “Se gradúan de licenciatura y al próximo día pueden estar impartiendo clases a personas que están estudiando para la licenciatura. Entonces sería bueno que cuente con una maestría y preferiblemente un doctorado”, expresó Hasting al referirse a la preparación académica de los profesores universitarios dominicanos.

El director de la LASPAU elogió que ya algunos países de la región de América Latina ya exigen mediante ley que los maestros de universidades tengan por lo menos una maestría como requisito para impartir docencia.

Entiende que optimizar la capacitación de los maestros es un largo proceso de desarrollo en el cual ya países como Chile, Colombia y Brasil han mostrado avances porque cuentan con universidades que ofrecen programas de maestría y doctorados para profesores.

Planteó que los centros de educación superior deben crear unidades de formación de sus docentes porque esto tiene un efecto en todos los niveles del sistema educativo. “Si los universitarios son mejor capacitados, imparten una enseñanza de mejor calidad a los estudiantes que en el caso de educación van a ser los maestros de colegios y escuelas; esa es la idea del programa”.

Hastings también favoreció que los profesores a nivel superior sean de tiempo completo, al resaltar que tener maestros de manera parcial es un problema que afecta la enseñanza en muchos países en los cuales los docentes no dedican más tiempo a la docencia porque económicamente no es rentable. Expresó que los profesores deberían optar por maestrías porque esto representa una mayor valoración a nivel profesional y por ende una mejor remuneración.

Hastings está de visita en el país para promocionar el programa Fulbright de los Estados Unidos en su división de becas de postgrado a nivel de maestría en universidades estadounidenses destinado para profesores e investigadores universitarios.

Para optar por una de estas becas, los interesados deberán  estar comprometidos con la docencia o la investigación universitaria y tener auspicio de parte de la universidad que lo nomina.

Además es necesario que los solicitantes sean dominicanos, tenga conocimientos intermedios del inglés y que residan en la República Dominicana, así como tener título universitario y excelente promedio académico.

Francesca Hernández, especialista académica de la embajada de los Estados Unidos, afirmó que en la actualidad muchas universidades dominicanas exigen maestrías a sus docentes, por lo que las becas Fulbright son una excelente oportunidad para que las academias postulen candidatos.

Además del programa para académicos, Fulbright tiene un capítulo para candidatos independientes que deseen optar por postgrados y maestrías en Estados Unidos. Los postulantes deben cumplir con los mismos requisitos que los docentes. El programa Fulbright para profesores universitarios fue creado en 1975, a partir de entonces 125 docentes dominicanos han sido beneficiados, algunos de los cuales tienen puestos de dirección en academias educativas del país y en otras instituciones.

Hastings calificó como excelente el desempeño de los maestros dominicanos en universidades de Estados Unidos porque logran calificaciones promedio más altas que los beneficiarios  de otras nacionalidades.

Aseguró  que con este programa se busca el desarrollo de los centros educativos superior en la región latinoamericana, por lo que las becas establecen como requisito indispensable que el beneficiado regrese a su país luego de estudiar en los Estados Unidos.

Señaló que aunque Fulbright tiene presencia en el mundo entero, el capítulo para docentes universitarios sólo se aplica en América Latina y el Caribe.

Estas becas, tres en total, están disponibles para todas las áreas de estudio a excepción de la medicina, enfermería y odontología. La beca tiene una duración de un año a partir del mes de agosto del 2008 y puede ser renovada por un año más.

Los interesados deben ponerse en contacto con la Oficina de Asuntos Públicos de la embajada de los Estados Unidos, ubicada en la prolongación avenida México número 71 o al teléfono 809-566-3131 extensión 233.

LASPAU es una organización sin fines de lucro afiliada a Harvard University y gobernada por una junta directiva independiente e interamericana. LASPAU diseña, desarrolla e implementa programas académicos y profesionales para beneficiar a los países de América.

El programa Fulbright, financiado por el gobierno de Estados Unidos, fue creado en 1946 a iniciativas del senador demócrata William Fulbright, del Estado de Arkansas,  como forma de fomentar el intercambio cultural entre diferentes países y los Estados Unidos en búsqueda de disminuir las posibilidades del surgimiento de conflictos armados.