Estima difícil ponerle fin a la desnutrición

POR MARIEN A. CAPITAN
El presidente de la Sociedad Dominicana de Nutriología Clínica, Felipe Rodríguez Moya, advirtió ayer que los países del mundo no lograrán alcanzar la meta propuesta por la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO) para el año 2015: que se haya logrado disminuir al máximo la incidencia de desnutrición crónica, un mal que afecta a cerca de 837 millones, 500 mil personas.

Tras indicar que en el año 1996 había 840 millones de personas con desnutrición crónica -779 de ellos en los países en vías de desarrollo-, Rodríguez manifestó que desde el año 1996 hasta el 2002 la cifra sólo se había reducido en 2 millones, 500 mil personas.

De seguir ese ritmo, señaló Rodríguez, la humanidad necesitaría aproximadamente 100 años para lograr disminuir la desnutrición crónica.

Respecto a la distribución geográfica de los afectados por la desnutrición crónica, Rodríguez explicó que los puntos donde están más concentrados son en Asia, con un 16%; y en Africa, con un 24%.

Con miras a reducir esas cifras, la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO por sus siglas en inglés) está haciendo hincapié en que se debe poner la diversidad al servicio de la alimentación.

La mejor forma de hacerlo, continuó, es darle importancia a la conservación de los bosques. También del agua, un elemento que para el 2030 “será como una piedra preciosa”.

Señalando que hay que preservar a los actores de la biodiversidad, Rodríguez aseveró que es indispensable que las sociedades aprendan a manejar los desechos sólidos, reduzcan la pesca indiscriminada, remuevan los terrenos que son aptos para el cultivo, se reduzca el uso de insecticidas y se promueva la agricultura orgánica.

2004: EL AÑO DEL ARROZ

Tras recordar que la calidad del arroz integral siempre será más alto que el del arroz blanco porque no se le han retirado nutrientes, Rodríguez manifestó que más el arroz es un alimento consumido por más mitad de la población mundial.

La industria del arroz, subrayó Rodríguez, da empleo a más de mil millones de personas en el mundo y sirve como alimento básico de 17 países de Asia y el Pacífico, de 8 países de Africa y de 7 de América Latina.

Apuntando que el arroz se puede cosechar en cualquier tipo de terreno, Rodríguez aseveró que la producción mundial de arroz se estima en unos 589 millones toneladas. Quinientos treinta y cuatro de ellos, corresponden a los países asiáticos.

Finalmente, Rodríguez dijo que el mundo cuenta la superficie cultivada con el arroz asciende a 1.5 millones de kilómetros cuadrados. En esas tierras hay cerca de 140 mil variedades de arroz.