Estimados del costo de la guerra socavan la Casa Blanca

POR THOMAS CATAN Y DEMETRI SEVASTOPULO
WASHINGTON.- La declaración de un alto oficial militar de Estados Unidos esta semana de que la administración Bush pedirá próximamente otros US$70 millardos para operaciones militares en Irak y Afganistán, ha socavado los esfuerzos para restar importancia a informes de que el costo de la guerra en Irak subirá más.

El general Paul Kern, el oficial que encabeza el mando de material del ejército de EEUU, dijo el martes que la Casa Blanca se está preparando para pedirle al Congreso un fondo adicional de emergencia de US$70 millardos.

Un vocero de la Casa Blanca declinó hacer comentarios, específicamente sobre las observaciones del general Kern. “No hemos decidido cuál será el pedido suplementario”, dijo Claire Buchan. “Acabamos de empezar el proceso”, añadió.

Se espera que la Casa Blanca presente el próximo pedido suplementario de fondos en enero o febrero, si el presidente George W. Bush resulta reelegido.

La cifra que según se reporta está buscando la administración estaría ampliamente en consonancia con lo que se solicitó para financiar el esfuerzo bélico en 2004. El resto de la petición suplementaria de los US$87 millardos se separó para la reconstrucción de Irak, que según la Casa Blanca no estará incluído en el pedido de este año.

En cualquier caso, dicen los especialistas, es probable que la cifra sea más alta, puesto que las hostilidades le han salido caras al Ejército. El Ejército está reconsiderando sus necesidades a la luz de la extensión de la insurgencia en Irak y la probabilidad creciente de que va a mantenerse en ese país durante varios años.

El Ejército “está haciendo una transición de una mentalidad de guerra corta a una de guerra prolongada”, dijo John Pike, de Globalsecutiry.org. Por ejemplo, el Ejército está buscando añadir blindaje a sus Humvee en Irak, y comprar equipo blindado para las tropas. Los marines, dijo el señor Pike, han manifestado su descontento con el equipamiento.

El precio más alto del petróleo también le añade miles de millones a la factura de gasolina. Al mismo tiempo, EEUU está agotando sus reservas de equipo militar

Antes de la guerra, los funcionarios de la administración prometieron que la invasión y sus resultados le costarían poco a los contribuyentes norteamericanos. “Estamos lidiando con un país que realmente puede financiar su propia reconstrucción, relativamente pronto”, dijo entonces  Paul Wolsfowitz, el vice-secretario de Defensa al Congreso..

El presupuesto adicional de US$87 millardos para Irak, aprobado en octubre pasado por el Congreso, incluyó US$66 millardos para cubrir los gastos militares y de reconstrucción, y otros US$18,4 millardos para reconstrucción. Pero los costos militares han sido superiores a lo que se calculó.

En agosto, el Congreso aprobó otros US$25 millardos en gastos para cubrir la brecha hasta el siguiente pedido suplementario de inicio del próximo año. Una petición de US$70 millardos llevaría el costo total de la guerra en Irak a más de US$225 millardos.

Nancy Pelosi, líder demócrata de la Cámara de Representantes, dijo que el aumento del costo es resultado de una “mala planificación”. “La guerra en Irak ha sido, y continuará siendo, mucho más cara y va a durar mucho más de lo que pretendió inicialmente la administración”, dijo.

TRADUCCION: IVAN PEREZ CARRION