Estoy orgulloso del Licey

Estoy orgulloso del Licey

Franklin Mirabal

Cuando los Tigres del Licey pasan por algún mal momento, hay gente que se desespera y olvida la grandeza de su equipo.

No escucho a nadie decir que los Yankees de Nueva York no sirven porque tienen más de una década sin ganar.
Desde hace más de una década, la pelota invernal cambió.

Equipos como el Escogido, Gigantes, Estrellas y Toros son de dueños millonarios que no les tiembla el pulso para pagar lo que sea por un jugador.

Pero también está el draft de novatos que ha permitido que todos los equipos puedan tener más calidad.
Aún así, el Licey siempre está en la pelea y los números lo certifican.

Miguel Angel Fernández, tesorero del Licey, me pasó los siguientes datos:

2019-20 Licey fue subcampeón, 2017-18 también subcampeón, 2016-17 fue campeón, 2015-16 fue subcampéon y 2013-14 fue campeón.

Ricardo Ravelo

En total: 32 coronas. Hasta el año pasado, Lidom tuvo 6 campeones diferentes en 6 años.

Ricardo Ravelo

Desde su llegada a la presidencia del Licey, Ricardo Ravelo ha trabajado 10 horas diarias.

¿Tiene la culpa de perder al mismo tiempo a César Valdez, Nomar Mazara, Yermín Mercedes y Ramón Laureano, entre otros, por asuntos de covid?

No es justificando derrotas pasadas, es simplemente explicando que hay situaciones que se escapan a los dirigentes, gerentes y presidentes de equipos.

Yo me siento orgulloso de ser del Licey.

Más leídas