Estudiantes dominicanos reciben premio a la innovación estructural

12A_El País_27_1p,p01

Un ingeniero civil se enfrenta a numerosos retos o desafíos en pleno siglo XXI, consecuencia de las nuevas necesidades de la población, la globalización, las nuevas tecnologías y una mayor competitividad entre los profesionales.
Todo ello sumado a la necesidad ética y sostenible de hacer infraestructuras capaces de soportar los inevitables desastres naturales.
En ese sentido la Universidad Católica Madre y Maestra (Pucmm) da un paso al frente. Y es que sus estudiantes de ingeniería civil y arquitectura del Campus Santo Tomás de Aquino (CSTA), lograron obtener el premio “Egor Popov a la Innovación Estructural” durante la competencia internacional de diseño sísmico del Instituto de Investigación de Ingeniería Sísmica – Earthquake Engineering Research Institute (EERI) en Vancouver, Canadá.
La docente Ashley Morales Cartagena, directora de la Escuela de Ingeniería Civil y Ambiental en el CSTA, junto a los estudiantes y egresados de ingeniería civil: Relvin Colón, Laura Céspedes, Claudia Deveaux, José Salazar, Patrick Pimentel, Wilma Reyes y Javier Crespo, compartieron con la Esquina Joven su experiencia en esta competencia que le ha dado la oportunidad a los estudiantes de adquirir importantes conocimientos en su área.
Morales Cartagena explicó que esta es la delegación del primer capítulo estudiantil EERI en la República Dominicana y que fue reconocida por su trabajo sobre aplicación de los conceptos de diseño sismo – resistentes para las cargas generadas por el terremoto esperado de la zona de subducción de Cascadia, una estructura con grandes retos arquitectónicos y estructurales.

“Este premio valora la calidad del conocimiento en el área de ingeniería estructural y sísmica de los estudiantes y cómo los mismos se han podido conjugar con los criterios y conceptos de la Escuela de Arquitectura, para así crear una estructura ganadora entre más de 40 universidades de renombre mundial”, dijo.

Asimismo explicó que la distinción fue recibida en el marco de la Seismic Design Competition con sus siglas en inglés (SDC), que cuenta con la asistencia de 30 equipos de universidades de todo el mundo, los cuales son evaluados por su presentación de diseño oral, su póster de resumen, el diseño arquitectónico del modelo, su capacidad para ajustarse a los criterios del diseño, así como la predicción analítica del rendimiento de su modelo y la respuesta durante las pruebas de mesa giratoria.

Asimismo la docente al referirse a su experiencia en el acompañamiento a los estudiantes expresó: “ha sido gratificante ver cómo ellos se han involucrado, la madurez y el compromiso que asumen. Aprenden aplicando conceptos de estudios avanzados en sismología, estructuras y suelos”.
Además, manifestó que desde la casa de altos estudios buscan crear conciencia sobre la realidad sísmica y promover medidas para la reducción del riesgo sísmico en la sociedad.

Sobre el proyecto. El proyecto que presentan este año es el diseño de una torre de uso residencial, hotel y restaurante de 19 niveles ubicada en el Downtown de Vancouver. Esta torre debe resistir el terremoto esperado por la zona de subducción de Cascadia y cumplir con restricciones de uso y arquitectura, así como también brindar rentabilidad económica tras el uso maximizado de las áreas.

EERI, fundado en 2016, está conformado por estudiantes de tercer y cuarto año de las Escuelas de Ingeniería Civil y Arquitectura de la Pucmm que estudian conceptos avanzados y prácticos de ingeniería sismo-resistentes, dinámica estructural, así como de geología, geotecnia y sismología.
Han participado en dos competencias internacionales en Portland, Oregón (2017) y en Los Angeles, California (2018). En esta última obtuvieron el premio a “Mejor Arquitectura” y el premio Charles Richter Espíritu de la Competencia.