Estudio: Una forma modificada del bótox alivia el dolor crónico

Estudio: Una forma modificada del bótox alivia el dolor crónico

Washington.- Una forma modificada de la toxina botulínica, conocida popularmente como bótox, proporciona alivio contra el dolor crónico sin efectos adversos, de acuerdo a un estudio publicado hoy en la revista especializada Science Translational Medicine.

Los investigadores de la Universidad College de Londres (UCL) deconstruyeron la molécula botulínica y la volvieron a ensamblar con un tipo de opioide, que resultó en un compuesto que silencia las señales de dolor en la médula espinal de ratones.

“Inyectado en la columna vertebral, alivia el dolor crónico, como el causado por el daño a los nervios, y evita los eventos adversos de tolerancia y adicción a menudo asociados con el uso repetido de drogas opioides”, explicó el autor principal, Steve Hunt, de la UCL.

Según el investigador, esta nueva mezcla no afecta los músculos como la toxina botulínica utilizada para reducir las arrugas, pero sí bloquea el dolor del nervio durante hasta cuatro meses sin afectar las respuestas normales al dolor.

Hunt consideró que este producto “podría revolucionar la forma en que se trata el dolor crónico” si es trasladado a la clínica, ya que eliminaría la necesidad de la ingesta diaria de opioides.

El dolor crónico de intensidad “moderada a grave” es generalizado y afecta a 7,8 millones de personas en el Reino Unido y al 19 % de los europeos adultos.

Los opiáceos como la morfina y el fentanilo se consideran el mecanismo habitual para el alivio del dolor, pero hay pocas pruebas de que su uso sea eficaz a largo plazo en el tratamiento del dolor crónico.

Publicaciones Relacionadas