Después de la muerte de Mon Cáceres, el país vivió cinco años de incertidumbre

Después de la muerte de Mon Cáceres, el país vivió cinco años de incertidumbre